Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 junio 2011

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela, Juan Martín Del Potro, David Nalbandian y Juan Monaco serán los encargados de representar a la Argentina en la serie de cuartos de final de Copa Davis contra Kazajstán del 6 al 8 de julio, en el polvo de ladrillo del Parque Roca de Villa Soldati.

La elección no parece traer grandes discusiones con respecto a los partidos que se plantearán dentro de 3 semanas, pero sí puede traer algunos resquemores con respecto al futuro de nuestro país en esta competición.

Sabido es que una nación como Kazajstán no debería traer mayores inconvenientes de local. Hubiera sido muy diferente si la serie se jugaba en carpeta bajo techo, pero eso no viene al caso. Desde Saque a Saque contamos las virtudes del equipo kazajo antes de la serie con República Checa y los habíamos tratado como la posible gran sorpresa y rival a futuro.

Finalmente eso ocurrió y ahora tendrán que venir a Buenos Aires para intentar hacer pie contra un conjunto formado por los mejores exponentes del tenis argentino, o al menos eso cree el capitán Modesto Vázquez.

Entonces, ¿cuál es el problema? La no inclusión de Eduardo Schwank demuestra que Tito no pensó en formar un equipo de cara a la unión futura. Desde que Argentina es “La Legión” nunca tuvo un doble regular. Sabido es que dos singlistas complican y mucho a dos doblistas pero esa máxima,  repetida hasta el hartazgo, en los momentos clave falló.

Arnold-Nalbandian, Calleri-Nalbandian, Cañas-Nalbandian, Schwank-Zeballos, Acasuso-Prieto, Arnold-Calleri, ayúdenme. Hubo mil y una combinaciones posibles para formar la pareja de dobles y ninguna ganó los puntos en las definiciones verdaderamente importantes.

Me remito a los números que demuestran por qué Argentina necesita consolidar una pareja que debería ser Chela-Schwank. Desde su regreso al Grupo Mundial nuestro país jugó 27 series, por consiguiente 27 partidos en parejas, con 16 victorias y 11 derrotas.

Los triunfos fueron con golpes de efecto o parejas consolidadas. ¿Qué quiero decir? Un Nalbandian-Puerta sorprendió en Australia para después destruirse por peso propio en República Eslovaca y las mejores victorias son de Nalbandian pero siempre con compañeros diferentes y nunca con el mismo compañero por más de tres series consecutivas.

Ahora que Vázquez tuvo la posibilidad de contar con un excelente doblista como Eduardo Schwank, un jugador que siente la camiseta y que sale a dejar todo en cada enfrentamiento, no lo convoca porque prefiere tener variantes en singles.

Mi pregunta es ¿para qué quiere Argentina cuatro variantes en singles en una serie que no los va a necesitar?

La otra duda que tengo y es aún mayor: Con la posibilidad de que una semifinal se juegue en Serbia ante un equipo con un singlista casi inexpugnable como Novak Djokovic y un gran doble como el que conforma Nenad Zimonjic con quien le pongan al lado (llámese Tipsarevic, Bozoljac o Troicki), ¿quién iría a la serie? ¿Un singlista como Monaco o un singlista y gran doblista como Schwank? ¿Es más fácil que Schwank acompañado ayude a ganar el doble o que Monaco le gane a Djokovic?

Seamos sinceros, si pregonamos por un equipo el capitán es el primero que debe formarlo. Después espero que no haya quejas ni reclamos. Con el micrófono en conferencia hablan todos, pero con las decisiones se deja bastante que desear.

Read Full Post »

A pocos días del inicio del tercer Grand Slam del año, queremos saber quién será para ustedes el CAMPEÓN del WIMBLEDON.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Rafael Nadal venció por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1 a Roger Federer en 3 horas y 40 minutos de juego y se consagró por sexta vez campeón de Roland Garros. Con este título iguala la cantidad de Bjorn Borg y mantiene el número 1 del mundo en su batalla personal con Novak Djokovic.

¿Cómo empezar un artículo cuando los adjetivos calificativos no alcanzan? Como los gastamos este año con Nole, los gastamos en Roland Garros con Rafa. ¿Y Federer? Otra vez finalista, jugando por momento un tenis glorioso y sucumbiendo ante la tenacidad de un español con el cual soñará por el resto de su vida.

Cuando se desplomó sobre el polvo de ladrillo y su ropa quedó naranja, todo era un simple recuerdo. Las críticas por sus partidos con John Isner y Pablo Andujar lo ayudaron a crecer. Lo había dicho él mismo: “Si no mejoro me voy a ir rápido”. Y Rafa mejoró.

Pasaron rápidamente frente a él Antonio Veic, Ivan Ljubicic y Robin Soderling hasta el partido de las semifinales. Ese día, ante Andy Murray, jugó un tenis esplendido y en 3 horas y cuarto de partido dejó con las manos vacías al escocés.

Esa misma tarde su reinado peligró, pero un tal Roger Federer le dio una mano jugando su mejor partido en años (y como después dijo el propio suizo, uno de los mejores de su carrera) y eliminando a Novak Djokovic que se quedó a una victoria de todo: Del número 1 del mundo y del mejor arranque de temporada de todos los tiempos ya que los 41 triunfos quedaron cortos ante los 42 del gran John McEnroe.

Pero Rafa debía cumplir un examen más: Igualar el record de 6 títulos en Roland Garros de Borg y lo hizo. Pero no fue para nada sencillo porque frente a él hubo un Federer, campeón aquí en 2009, con ganas de vencerlo por primera vez en el Philippe Chatrier (en realidad, el único que lo consiguió fue Soderling justamente cuando alzó el trofeo el suizo).

El partido arrancó cuesta arriba para el mallorquín. Roger se puso rápido 3-0 arriba y mantuvo su saque hasta que tuvo que cerrar el set. Rafa sacó 2-5, 30-40 y lo levantó, para después quebrarlo al suizo y terminar ganando 5 juegos consecutivos para imponerse 7-5.

El gran momento del español siguió y arrancó 2-0 arriba en el segundo. Los fantasmas de aquel “baile” de 2008 no hicieron eco en Federer que siguió jugando como si nada, hasta recuperar el break y ponerse 4-4. ¿Qué hizo Nadal? Sí, volvió a quebrarle el servicio para sacar 5-4.

Cuando estaban 40-40 sucedió lo impensado y un intenso chaparrón cayó sobre Paris. En menos de 10 minutos volvieron a la cancha, el suizo recuperó el saque pero no le alcanzó ya que fue muy alto el nivel de Rafa en el Tie Break, con números definitivos de 7-3.

Otra vez parecía todo definido cuando Nadal quedó 4-2 en el tercer set, pero Federer (que recibió indicaciones de Paul Annacone ese tiempo que estuvo detenido el partido) no dio el brazo a torcer y, con su mejor tenis, puso contra las cuerdas a su rival. A puro revés mantuvo a raya al español que no pudo hacer nada y cayó por 7-5.

El cuarto set fue todo Rafa. Con enormes defensas llegó el momento en que el marcador se puso 5-1 y 40-0 a su favor. El revés de Federer se fue largo y los 15 días de Nadal se resumieron en su festejo.

2005, 2006, 2007, 2008, 2010 y 2011. Seis títulos en siete años para el rey del polvo de ladrillo. La sorpresa pudo darse al principio del torneo, pero después ya no. Un Rafa consolidado con las nuevas pelotas y toda la discusión previa alzó nuevamente una corona de Grand Slam (décima en su carrera) y el mundo del tenis volvió a rendirse a sus pies.

¿Perderá el número 1 del mundo en las próximas semanas? Es probable, pero se ganó la etiqueta de mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo y eso es más que un simple número, por más que ese sea el 1.

Read Full Post »

No hay mucho para recordar de Daniel Koellerer que no sea polémica y más polémica. Lo cierto es que el tenista austriaco fue suspendido de por vida  por la Unidad de Integridad del Tenis que lo declaró culpable de tres cargos: intentar influenciar el resultado de un evento, solicitar  a un jugador no hacer su mejor esfuerzo en un encuentro y solicitar, ofrecer, o proveer dinero o beneficios a otro jugador con la intención de influenciar negativamente en el mejor esfuerzo de un jugador en un evento.

El telón se cerró para Crazy Dani y sus “locuras”.

¿Esta no era una mejor manera de “molestar” a sus rivales?

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela se despidió en los cuartos de final de Roland Garros tras caer derrotado ante el escocés Andy Murray con parciales de 7-6(2), 7-5 y 6-2 en 2 horas y 53 minutos de juego. El británico se sumó a Rafael Nadal que triunfó sobre Robin Soderling también en tres sets y se enfrentarán en las semifinales.

Y un día tenía que ser. Chela tuvo sus oportunidades pero no supo aprovecharlas y le dijo adiós al Grand Slam francés por segunda vez en su carrera en los cuartos de final (la otra en 2004 contra Tim Henman). En esta oportunidad su verdugo fue el número 4 del mundo que, con un esguince en el tobillo (dolor del cual me permito dudar), nunca dejó de batallar en un partido que por momentos le fue muy cuesta arriba.

Ya desde el arranque el flaco de 31 años dejó en claro que quería su lugar en las semifinales. Con dos quiebres tempraneros se adelantó 4-1 y parecía que la ventaja le alcanzaba. Pero un par de errores propios, sumados a una suba en el nivel del rival hicieron que el set se defina en el Tie Break.

Pero antes es justo comentar las oportunidades que tuvo el argentino. A la ventaja de 4-1 hay que agregarle tres set points desaprovechados (dos con el saque de Murray en el 3-5 y uno sacando 5-4, quizás el más doloroso, por la doble falta). El otro punto en contra para Chela en ese parcial fue la baja efectividad en los puntos de quiebre (2 de 9, contra la casi perfecta de su oponente 2 de 3).

El Tie Break lejos estuvo de ser parejo y lo cerró con facilidad el europeo por 7-2. Ya con las primeras fichas jugadas y un rápido quiebre de servicio, todo parecía encaminado a una victoria cómoda para Murray.

Pero el Torino aún tenía mucho para dar y levantó dos breaks en ese set para ponerse 5-5. Lamentablemente el saque volvió a fallar, lo perdió, confirmó el suyo el escocés y el parcial se cerró 7-5 a su favor.

Las energías restantes eran pocas y no quedó más que esperar el desenlace esperado. En 35 minutos Andy Murray cerraba el tercer set por 6-2 y se metía por primera vez entre los 4 mejores del segundo Grand Slam del año.

Ahora queda a la espera de Rafael Nadal, pero el análisis del partido será para mañana con la cobertura completa de las semifinales que, recordemos, pueden dejar a un nuevo número 1 del mundo si Djokovic le gana a Federer.

Para los argentinos en singles el torneo ya terminó ahora será momento de ver el partido de la dupla de Eduardo Schwank y el colombiano Sebastián Cabal ante los hermanos Bryan por un lugar en la final del torneo de dobles. ¡Suerte muchachos! Y lo que hace mucho tengo ganas de decir ¡GRACIAS TORINO!

Para recibir información al instante pueden seguirnos en Twitter.

Read Full Post »