Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/12/11

Por Emiliano Cándido

Espero que me despierten y que me digan que no es verdad. Espero un cachetazo y que me digan: “Lo soñaste, es mentira, ganamos 2-0 nosotros”, pero no es así. Las lágrimas que corrieron por los rostros de Juan Mónaco y de Juan Martín Del Potro hablan por sí solas. La Copa Davis está, hoy, mucho más lejos que ayer. Sin embargo no voy a dejar de confiar.

Mañana saldrán a la cancha David Nalbandian y Eduardo Schwank con la expectativa de mantener vivo a un equipo que demostró estarlo. ¿Ganan los españoles? Sí ¿Rafael Nadal y David Ferrer fueron mejores? Sí, pero tuvieron que jugar al 100% de sus posibilidades para hacerse con los triunfos.

El primero, categórico, de esos que duelen por los números. El segundo una batalla, de esas que se libran muy de vez en cuando en los momentos decisivos. Pelea de gallos, de cabezas duras. De un tipo que corrió todo y el otro que le pegó a todo.

Se jugaron 8 sets, 6 fueron para ellos. Ahí está el principal problema matemático, aunque hay que quedarse tranquilos. De corazón a corazón, la serie está igualada. Por eso no tengo dudas de que la vamos a seguir peleando.

Un grande es más grande aún cuando se levante de un golpe. Y estos muchachos tienen el tenis necesario para hacerlo. Mañana se abre la primera de las tres guerras en el polvo de ladrillo de La Cartuja, en Sevilla, que hay que ganar. No hay margen para el error.

Son 3 puntos que se jugarán con el alma. ¿Es difícil? Seguro. Necesitaremos de la jerarquía de Nalbandian combinada con la calidad de doblista de Schwank para imponernos a Feliciano López y Fernando Verdasco.

¿Y por qué no pensar en un domingo con chances? Nadal volverá a partir como favorito contra Juan Martin Del Potro, pero todos sabemos que el juego del tandilense complica al de Manacor. Y, si la utopía sigue viva, otra vez serán favoritos ellos. Un Ferrer inspirado como el de hoy jugando, según sus propias palabras, el mejor partido de su carrera, es complicado para cualquiera, pero no imposible.

Hoy lloramos, puede que mañana riamos o sigamos entre lágrimas. Lo que sí me deja muy tranquilo es que van a dejar todo en la cancha como lo hicieron hoy. Que a cabezas duras no les van a ganar seguro y eso me hace sentir orgullo de ustedes.

¡Gracias Pico! ¡Gracias Delpo! Gracias por tanto y sépanlo, detrás suyo hubo un país. Un país que estará mañana con David y Edu y que no tendrá ninguna duda: En la cancha se dejó todo y, posiblemente, sigamos soñando con esa tan ansiada y tan esquiva Copa Davis ¡Vamos Argentina!

Foto: Infobae

Read Full Post »