Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘ANDY MURRAY’ Category

Por Giselle Martínez

El virus

Si algo marcó el inicio del primer Masters 1000 de la temporada fue el virus intestinal que afectó tanto a jugadores como periodistas y espectadores.  Primero se rumoreó que comida del restaurant que comparten los tenistas y periodistas estaba contaminada, pero poco después se supo que se transmitía por el aire. Uno a uno se fueron conociendo los retiros por el virus: Mattek-Sands, Philipp Kohlschreiber, Andreas Seppi, Jurgen Melzer, entre otros. Hasta el mismo Roger Federer sufrió los síntomas. Pero, como expresa un dicho popular: “lo que no te mata te fortalece”.

Multa a Michael Llodra

Michael Llodra no sólo se tuvo que retirar del torneo en su partido frente a Jo-Wilfried Tsonga. Sino que se vio obligado a pagar una multa de 2.500 dólares por insultar al público asiático cuando disputaba su encuentro frente al letón Ernest Gulbis. Según el Diario Marca, el insulto a los espectadores fue “fucking chinese” porque el grupo no dejaba de alentar a su rival.
El francés finalmente se disculpó y argumentó que sus palabras se debieron al mal momento que atravesaba en el partido.

La temprana despedida de Andy Murray

Para devastar muchos “Draw Challenge” ( juego de predicción organizado por la ATP) y volver a traer los fantasmas de su inconsistencia, Andy Murray se despidió en la segunda ronda de Indian Wells en manos de Guillermo García López.  Fue 6-4 y 6-2 para el español, un resultado sorprendente. Sin embargo, el año pasado el escocés había caído en la misma instancia en manos de Donald Young.

Ni la cuarta fue la vencida

Un desafío que no funcionó en el primer game marcó el inició de otro partido en que Juan Martín Del Potro sufrió frente a Roger Federer. Fue un rápido 6-2 y 6-3 para el suizo que está 11-2 en el historial frente a la Torre de Tandil.
Este año Federer derrotó a Del Potro en cuartos de final del Australian Open por 6-4, 6-3 y 6-2, en la final de Rotterdam por 6-1 y 6-4 y semifinales de Dubai por 7-6(5) y 7-6(6).

El retorno del rey

Dos top ten cayeron consecutivamente en manos del Rey David Nalbandian. Primero Tipsarevic, luego Tsonga (tuvo match point) para llegar a enfrentar al número 2 del mundo, Rafael Nadal. Fue un partido emotivo, uno de los mejores del torneo, que terminó por 4-6, 7-5 y 6-4 para el español. Nalbandian perdió, sí. Pero, dejó a todo el público argentino con alegría porque aún se puede soñar con un año más de gran tenis de Nalbandian.

Todo fue de Roger

Federer batió a su archirrival y no dudó frente a un gigante para consagrarse campeón de Indian Wells. En semifinales derrotó a Rafael Nadal en set corridos y en la final al estadounidense John Isner (7-6(7) y 6-3) que quería triunfar en el torneo después de que lo hiciera Agassi en 2001. De esta forma el suizo es el más ganador del torneo con cuatro títulos ( 2004, 2005, 2006, 2012) y superó a  Jimmy Connors y Michael Chang, que ganaron este torneo en tres ocasiones.
Por el lado de Isner, se dio el lujo de derrotar a  Novak Djokovic en semifinales e ingresar por primera vez en su carrera al top ten.

Fuentes: ESPN deportes
Diario Marca

Anuncios

Read Full Post »

Por Giselle Martínez

Se enfrentaron en París, el último Masters 1000 de la temporada, ahora comparten el grupo A juntos a Djokovic y Ferrer en el ATP World Tour Finals de Londres. ¿Volverá a interponerse Berdych en el camino del local y número 3 del mundo, Andy Murray?. El torneo está a punto de comenzar…

Esta temporada el escocés desplazó a Roger Federer del podio del ranking. Aprovechó beneficiosamente el mal momento de Rafael Nadal y Novak Djokovic, para culminar el año coronándose en Shanghái. Su gran momento fue aplacado por Berdych que lo dejó afuera del último Masters 1000 del año. Sin embargo, la faceta que Murray demostró los últimos meses de la temporada lo ubican en un lugar preferencial entre los favoritos a ganar el título.

En cuanto a juego, en los últimos certámenes que disputó se lo vio más agresivo desde el fondo de la cancha y jugando un paso más adelante. Sumado a esto, la superficie indoor sobre la que se disputa el ATP World Tour Finals es de las preferidas del escocés,  por lo que será un rival duro de roer para quien lo enfrente.

Su récord en la temporada es de 56 triunfos y 12 caídas, y obtuvo un 50% de efectividad cuando se midió con un jugador top ten. En Londres buscará su sexto título ya que este año se impuso en Queen´s, Cincinnati, Bangkok, Tokyo y Shanghái.

Del mismo grupo forma parte Tomas Berdych, que ganó su único trofeo del año en Beijing en octubre, donde venció en la final con gran autoridad al croata, Marin Cilic por 3-6, 6-1 y 6-1. Alternó buenas y malas rachas durante toda la temporada.
En el Masters 1000 de Shanghái cayó en los octavos de final ante Feliciano López y en Basilea perdió en la segunda ronda con el japonés Kei Nishikori. Luego, logró recuperarse en Paris al derrotar a Andy Murray y alcanzar las semifinales donde sucumbió frente al ex número 1 del mundo, Roger Federer. Con esta última actuación en Francia,el checo llega con confianza para intentar ser un estorbo en el camino del actual número 1, Novak Djokovic que viene de una  lesión importante en su hombro.

Su record, este año, es de 51 victorias y 21 derrotas, de las cuales 4 triunfos fueron ante jugadores que es encuentran en el  top ten del escalafón mundial (Verdasco, Murray, Federer y Tsonga).

Tomas Berdych buscará desequilibrar a los cuatro fantásticos en un torneo que tiene a los 8 jugadores más destacados del año y que a pesar de que los favoritos sean otros, las sorpresas están a la vuelta de la esquina.

Read Full Post »

¿Es mi momento?

Por Giselle Martínez

La crítica que recibe Andy Murray es siempre la misma. En los momentos decisivos su nivel decae y los trofeos grandes se alejan. Pero, con Rafael Nadal que parece no encontrar el camino, Novak Djokovic  fastidiado por las lesiones y Roger Federer golpeado por su caída del podio del ranking mundial, no es descabellado pensar que este es el momento en que el escocés debería preguntarse si es su oportunidad de afianzarse y finalmente luchar por su primer torneo  grande.

Hace menos de una semana, Murray se dio el lujo de desplazar a Federer del top 3 de la clasificación ATP, lugar en que el suizo fue amo y señor durante 8 años. Parece tan lejano recordar el 2003, cuando Roger ocupaba el quinto lugar del ranking.
 Además, sus ganancias en premios llegaron a los casi 19 millones de dólares, lo que permitió que ascienda del 20º lugar en la lista legendaria hasta el 14º puesto.

El escocés ganó en Shanghai su título número 20 y el octavo Masters 1000 de su carrera. En las definiciones de los ex “Masters Series” su marca es más que positiva, ya que triunfó en todas las que disputó, con excepción de la final de Indian Wells 2009, donde su verdugo fue el español Rafael Nadal. Es fácil ver la gran diferencia de efectividad cuando se trata de un Grand Slam, ya que cayó en todas las finales que disputó.
En las semanas anteriores Murray levantó dos trofeos más, los de Bangkok y Beijing.

En estos últimos certámenes se vio a un Murray confiado, jugando un paso más adelante y con más agresividad desde el fondo de la cancha. El “cambio” de mentalidad y la gran condición física que presentó en estos torneos, lo llevan a ser casi el principal candidato para Londres. Pero la pregunta de todos es qué hubiese sucedido si la gira asiática contaba con la presencia de Djokovic. En las semifinales de Shanghai derrotó a Nishikori, instancia diferente de lo que presentaban los otros Masters, donde los top ten eran figurita repetida cuando el certamen estaba por culminar.

Otra caída de Rafael Nadal, esta vez en el Masters 1000 de Shanghai, dirimió que Novak Djokovic cerrará la temporada 2011 como el líder del ranking mundial. ¿Podrá Murray ser el principal perseguidor del serbio en la lucha por el número 1? Las armas las tiene y del “problema” a solucionar está al tanto.

 

 

Read Full Post »

Artículo: Emiliano Cándido, Estadísticas: Giselle Martínez

Nada que explicar sobre el siguiente artículo. Los 5 tenistas con mayores chances de coronarse como campeones del US Open 2011.

Novak Djokovic

59 partidos en l año, 57 ganados y 2 derrotas. Una de las caídas fue ante el mejor Federer de los últimos tiempos en Roland Garros y la otra, por abandono, contra Andy Murray en Cincinnati. ¿Cómo no decir que es el principal candidato a llevarse el título? Con un juego que supero, en varias oportunidades, el límite de la perfección, Nole se transformó en el número 1 del mundo y tendrán que hacer mucho para bajarlo. Lo más difícil para los rivales es que tendrán que jugar durante más de dos horas en un nivel espectacular para, al menos, ponerlo en aprietos. El único que lo puede derrotar al serbio hoy es su hombro derecho, ese que lo obligó a retirarse con Murray y que lo mantendrá entre algodones a lo largo de todo el torneo.

US Open 2010: Finalista (Nadal)

Mejor US Open: Finalista (2010 Nadal, 2007 Federer)

Rafael Nadal

¿Perdió con Dodig? ¿Perdió con Fish? ¿No le ganó ningún partido a Djokovic en lo que va del año? Mejor. Estos son tres de los tantos puntos que motivarán a Rafa para intentar defender la corona que consiguió el año pasado. Golpeado por una gira norteamericana mala para lo que acostumbra, Nadal intentará dar otro gran cimbronazo al mundo del tenis en esta versión 2011 del US Open. El español deberá evitar partidos desgastantes en las primeras ruedas que lleven a su físico a puntos extremos. Últimamente se lo vio con algunos problemas en los partidos largos. El ejemplo es lo mucho que le costó derrotar a Verdasco y lo caro que lo pagó al día siguiente contra Fish. Pero, ¿Alguien duda de que Rafa pueda ser campeón?

US Open 2010: Campeón

Mejor US Open: Campeón (2010)

Roger Federer

Otro que nunca puede salir del lote de los favoritos en ningún torneo. Al suizo le fue mal en la gira previa perdiendo ante pegadores como Tsonga y Berdych, jugadores que le faltaron el respeto a la hora del palo por palo. Sería muy raro verlo caer en rondas preliminares y, con un Federer con buen ritmo, muy pocos son favoritos (si es que hay alguien que lo sea). Si logra centrar su motivación en el triunfo y no pensar en los fantasmas de Nole y Rafa, podrá enfocar su juego y ganar con facilidad como acostumbraba. Lo que deberá intentar es mantener el nivel que lo llevó a vencer a Del Po en Cincinnati de conseguirlo sería raro no verlo con su título número 6 en Flushing Meadows.

US Open 2010: Semifinalista (Djokovic)

Mejor US Open: Campeón (2004, 2005, 2006, 2007, 2008)

Andy Murray

Hace dos semanas no hubiera entrado en el lote de los candidatos serios al título. Su deslucida actuación en Montreal había sembrado más dudas que certezas, pero su consagración en Cincinnati le abre grandes puertas de cara a un torneo que se juega sobre la misma superficie. El estigma del tenista escocés en los Grand Slams también se extiende al US Open ya que, en la final que jugó, cayó sin atenuantes contra Federer. Si Andy logra quebrar esa barrera mental (¿síndrome Tim Henman?) que no lo deja jugar con soltura en los momentos definitorios de un torneo importantes, tendremos en él a un serio candidato para levantar el trofeo.
US Open 2010: 3ra ronda (Wawrinka)

Mejor US Open: Finalista (2008 Federer)

Mardy Fish

Con la confianza por las nubes y pasando por el mejor momento de su carrera, el estadounidense tendrá todos los ojos de su país encima. Con una mejor física increíble en los últimos años, Mardy ha demostrado tener el juego necesario para poner en aprietos a los tops y, sin dudas, este puede ser su torneo. Con un juego que se desarrolla perfectamente en cemento ha llegado a muchas instancias decisivas de local y buscará que este US Open lo vea siendo parte de la definición. Sin Roddick y Sin Blake en condiciones de pelear de igual a igual, la ilusión de los locales recaerá en Fish que, como ya saben, es el mejor pescado fuera del agua.

US Open 2010: 4ta ronda (Djokovic)

Mejor US Open: Cuartos de final (2008 Nadal)

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

La afirmación parece dura pero es cierta. El circuito profesional no permite deficiencias en el comienzo del punto. Ese movimiento que permite poner la bola en juego es indispensable para dominar o ser dominado. Nadie quiere comenzar a la defensiva en partidos que se juegan a máxima velocidad y con escaso margen de error.

El buen saque no significa potencia, tampoco tiene que superar los 220 km/h para hacer daño. Variar efectos y ángulos es una clave muy importante: un promedio primer servicio superior al 70% es sinónimo de haber jugado bien en dicha faceta.

¿Por qué hablo hoy del saque? Seguro ya adivinaron: La presentación de David Nalbandian frente a Andy Murray. El unquillense tuvo 8 turnos de servicio, perdió 6 y, en los 2 que ganó, levanto muchos puntos de quiebre. Algo verdaderamente preocupante.

En el primer set la eficacia fue baja (49%) pero después la subió en el segundo (75%) sin embargo el porcentaje no fue el principal problema. No falló tanto ni realizó muchas doble faltas (a excepción del primer juego). El inconveniente surgió en el armado del golpe. Murray lo leía con bastante facilidad y devolvía la bola profunda al cuerpo de David.

El argentino, que no había terminado su movimiento, ya tenía que pegarle a la devolución del escocés. Tras su segundo golpe estaba a la defensiva y a la merced de un rival que lo incomodó mucho y pocas veces lo dejó pegar bien afirmado.

Por eso pienso en las derrotas con James Blake y Stanislas Wawrinka y entiendo y justifico el resultado. Al saque volvía una pelota muy rápida y jugar contra ese tipo de pegadores a su velocidad se hace complicado (y, por momentos, imposible).

Muchos consideran que es la falta de partidos, yo espero que lo sea. A Nalbandian se lo ha notado muy bien físicamente y con algunos destellos imborrables de su talento con el increíble revés a dos manos que tiene. Lamentablemente parece que hoy ya no alcanza.

El talento ayuda, pero solo no sirve. David tendría que replantear algo en el armado de los puntos o empezar a pensar en el polvo de ladrillo como su superficie fuerte. Allí, la velocidad de sus rivales sería opacada y su nivel, que tendría que mantenerse alto, le permitiría volver al lote de los mejores.

Hoy, por más que nos duela a todos, Nalbandian tendrá que jugar como pueda e intentar dominar desde su devolución que será (como fue siempre aunque ahora más) el punto más fuerte de su juego.

¿Qué esperar para el US Open? Un guiño del sorteo. La posibilidad de enfrentarse con un pegador es muy peligrosa pero si juega contra un contragolpeador las opciones son muchas.

Horas de cancha y en buen nivel es lo que necesita Nalbandian. De conseguirlas podemos pensar en septiembre y en Belgrado porque la Copa Davis volvería ser posible.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Rafael Nadal venció por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1 a Roger Federer en 3 horas y 40 minutos de juego y se consagró por sexta vez campeón de Roland Garros. Con este título iguala la cantidad de Bjorn Borg y mantiene el número 1 del mundo en su batalla personal con Novak Djokovic.

¿Cómo empezar un artículo cuando los adjetivos calificativos no alcanzan? Como los gastamos este año con Nole, los gastamos en Roland Garros con Rafa. ¿Y Federer? Otra vez finalista, jugando por momento un tenis glorioso y sucumbiendo ante la tenacidad de un español con el cual soñará por el resto de su vida.

Cuando se desplomó sobre el polvo de ladrillo y su ropa quedó naranja, todo era un simple recuerdo. Las críticas por sus partidos con John Isner y Pablo Andujar lo ayudaron a crecer. Lo había dicho él mismo: “Si no mejoro me voy a ir rápido”. Y Rafa mejoró.

Pasaron rápidamente frente a él Antonio Veic, Ivan Ljubicic y Robin Soderling hasta el partido de las semifinales. Ese día, ante Andy Murray, jugó un tenis esplendido y en 3 horas y cuarto de partido dejó con las manos vacías al escocés.

Esa misma tarde su reinado peligró, pero un tal Roger Federer le dio una mano jugando su mejor partido en años (y como después dijo el propio suizo, uno de los mejores de su carrera) y eliminando a Novak Djokovic que se quedó a una victoria de todo: Del número 1 del mundo y del mejor arranque de temporada de todos los tiempos ya que los 41 triunfos quedaron cortos ante los 42 del gran John McEnroe.

Pero Rafa debía cumplir un examen más: Igualar el record de 6 títulos en Roland Garros de Borg y lo hizo. Pero no fue para nada sencillo porque frente a él hubo un Federer, campeón aquí en 2009, con ganas de vencerlo por primera vez en el Philippe Chatrier (en realidad, el único que lo consiguió fue Soderling justamente cuando alzó el trofeo el suizo).

El partido arrancó cuesta arriba para el mallorquín. Roger se puso rápido 3-0 arriba y mantuvo su saque hasta que tuvo que cerrar el set. Rafa sacó 2-5, 30-40 y lo levantó, para después quebrarlo al suizo y terminar ganando 5 juegos consecutivos para imponerse 7-5.

El gran momento del español siguió y arrancó 2-0 arriba en el segundo. Los fantasmas de aquel “baile” de 2008 no hicieron eco en Federer que siguió jugando como si nada, hasta recuperar el break y ponerse 4-4. ¿Qué hizo Nadal? Sí, volvió a quebrarle el servicio para sacar 5-4.

Cuando estaban 40-40 sucedió lo impensado y un intenso chaparrón cayó sobre Paris. En menos de 10 minutos volvieron a la cancha, el suizo recuperó el saque pero no le alcanzó ya que fue muy alto el nivel de Rafa en el Tie Break, con números definitivos de 7-3.

Otra vez parecía todo definido cuando Nadal quedó 4-2 en el tercer set, pero Federer (que recibió indicaciones de Paul Annacone ese tiempo que estuvo detenido el partido) no dio el brazo a torcer y, con su mejor tenis, puso contra las cuerdas a su rival. A puro revés mantuvo a raya al español que no pudo hacer nada y cayó por 7-5.

El cuarto set fue todo Rafa. Con enormes defensas llegó el momento en que el marcador se puso 5-1 y 40-0 a su favor. El revés de Federer se fue largo y los 15 días de Nadal se resumieron en su festejo.

2005, 2006, 2007, 2008, 2010 y 2011. Seis títulos en siete años para el rey del polvo de ladrillo. La sorpresa pudo darse al principio del torneo, pero después ya no. Un Rafa consolidado con las nuevas pelotas y toda la discusión previa alzó nuevamente una corona de Grand Slam (décima en su carrera) y el mundo del tenis volvió a rendirse a sus pies.

¿Perderá el número 1 del mundo en las próximas semanas? Es probable, pero se ganó la etiqueta de mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo y eso es más que un simple número, por más que ese sea el 1.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela se despidió en los cuartos de final de Roland Garros tras caer derrotado ante el escocés Andy Murray con parciales de 7-6(2), 7-5 y 6-2 en 2 horas y 53 minutos de juego. El británico se sumó a Rafael Nadal que triunfó sobre Robin Soderling también en tres sets y se enfrentarán en las semifinales.

Y un día tenía que ser. Chela tuvo sus oportunidades pero no supo aprovecharlas y le dijo adiós al Grand Slam francés por segunda vez en su carrera en los cuartos de final (la otra en 2004 contra Tim Henman). En esta oportunidad su verdugo fue el número 4 del mundo que, con un esguince en el tobillo (dolor del cual me permito dudar), nunca dejó de batallar en un partido que por momentos le fue muy cuesta arriba.

Ya desde el arranque el flaco de 31 años dejó en claro que quería su lugar en las semifinales. Con dos quiebres tempraneros se adelantó 4-1 y parecía que la ventaja le alcanzaba. Pero un par de errores propios, sumados a una suba en el nivel del rival hicieron que el set se defina en el Tie Break.

Pero antes es justo comentar las oportunidades que tuvo el argentino. A la ventaja de 4-1 hay que agregarle tres set points desaprovechados (dos con el saque de Murray en el 3-5 y uno sacando 5-4, quizás el más doloroso, por la doble falta). El otro punto en contra para Chela en ese parcial fue la baja efectividad en los puntos de quiebre (2 de 9, contra la casi perfecta de su oponente 2 de 3).

El Tie Break lejos estuvo de ser parejo y lo cerró con facilidad el europeo por 7-2. Ya con las primeras fichas jugadas y un rápido quiebre de servicio, todo parecía encaminado a una victoria cómoda para Murray.

Pero el Torino aún tenía mucho para dar y levantó dos breaks en ese set para ponerse 5-5. Lamentablemente el saque volvió a fallar, lo perdió, confirmó el suyo el escocés y el parcial se cerró 7-5 a su favor.

Las energías restantes eran pocas y no quedó más que esperar el desenlace esperado. En 35 minutos Andy Murray cerraba el tercer set por 6-2 y se metía por primera vez entre los 4 mejores del segundo Grand Slam del año.

Ahora queda a la espera de Rafael Nadal, pero el análisis del partido será para mañana con la cobertura completa de las semifinales que, recordemos, pueden dejar a un nuevo número 1 del mundo si Djokovic le gana a Federer.

Para los argentinos en singles el torneo ya terminó ahora será momento de ver el partido de la dupla de Eduardo Schwank y el colombiano Sebastián Cabal ante los hermanos Bryan por un lugar en la final del torneo de dobles. ¡Suerte muchachos! Y lo que hace mucho tengo ganas de decir ¡GRACIAS TORINO!

Para recibir información al instante pueden seguirnos en Twitter.

Read Full Post »

Older Posts »