Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘EDUARDO SCHWANK’ Category

Por Emiliano Cándido

La pareja conformada por Eduardo Schwank y David Nalbandian le dio el segundo punto en la serie por los cuartos de final de la Copa Davis a nuestro país tras vencer a los croatas Marin Cilic e Ivo Karlovic con parciales de 3-6, 7-6 (6), 6-3, 6-7 (6) y 8-6 luego de 4 horas y 59 minutos de un partido que, si bien fue mal jugado por ambos equipos, vale lo mismo o aún más.

Vaivenes enormes desde el principio hasta el último punto. Nunca los 4 jugadores estuvieron a gran nivel al mismo tiempo. El partido se hizo largo, pesado, de esos que son difíciles de sacar y que se hacen de vital importancia con el correr del tiempo. Esos encuentros en los que prevalece la experiencia, las horas de cancha como dupla y el buen entendimiento entre los protagonistas.

¿Tienen experiencia y horas juntos David y Edu? Poca. Hasta este sábado tenían dos partidos ganados en igual cantidad de presentaciones, pero dieron una muestra de que la Copa Davis les encanta.

Decir que Nalbandian es copero es casi tan obvio como decir que Novak Djokovic es el número 1 del mundo. Ayer al cordobés se lo notó molesto con su tenis, con la cancha y con el insistente viento que cruza y se arremolina en la cancha central del Parque Roca… hoy le pasó lo mismo.

Si con Cilic jugó más de 5 horas fue porque al croata le pasó lo mismo. Y hoy se sintió algo similar con Schwank y también con Karlovic. Una rara sensación es la que dejó un partido que, si fuera por el circuito, hubiera durado 10 minutos en cualquier televisor, pero se vio completo porque fue por los puntos importantes.

Los mejores picos de rendimiento fueron de los dos que jugaron ayer. Karlovic y Edu se mostraron parejos. El de Roldán jugó de regular para bien la mayoría de la tarde, el de Croacia, en cambio, jugó mal todo el partido. Cuando Cilic encontró la devolución, su compañero hizo todo solo para que Argentina se mantuviera allí.

Marin, reemplazante a último momento de Lovro Zovko, tuvo grandes momentos de tenis y a pura devolución mantuvo en vilo a los nuestros. Nalbandian también tuvo picos muy altos y muy bajos entre cada juego. Pero cuando lo tuvo que cerrar, lo hizo de manera perfecta jugando unos últimos games excelentes.

Los argentinos ganaron el partido y listo. Es importante ganar cuando no se juega del todo bien y lo consiguieron. El primer “Match Point” mañana lo tiene Juan Martín Del Potro y, de ser necesario, entraría Juan Monaco a definir en el quinto. Croacia no tiene margen para el error ni jugadores de recambio. La serie está enredada y cuesta arriba, pero el nudo está a punto de desatarse y las semifinales, por tercer año consecutivo, parecen estar más cerca que nunca.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Todo se había definido ayer en el doble, pero el show debía continuar. Con la decisión de  no jugar tomada por Juan Martín Del Potro, Juan Ignacio Chela salió a la cancha y venció por 2-6, 6-2 y 6-0 al pupilo de Gabriel Markus, Evgeny Korolev y, luego, Juan Monaco selló un 6-4 y 6-1 ante Mikhail Kukushkin para decretar el punto final y otra alegría para el conjunto dirigido por Modesto Vázquez.

Séptima semifinal para los nuestros desde el regreso en 2002 al Grupo Mundial. Un equipo sólido en nombres que nunca sufrió en un repechaje desde esa victoria ante Belarus en Córdoba para ascender. Esto ya es una costumbre, pero debemos disfrutarla.

Otro día más de relleno de los tantos que se vivieron en Buenos Aires en los últimos 10 años. A saber: Rumania (2011), Holanda (2009), Gran Bretaña (2008), Australia (2006, 2003), Suecia (2006), República Checa (2005), Rusia (2003) y Alemania (2003). A esta lista le agregamos a Kazajistán, por lo que llegamos a la conclusión de que en los últimos 10 años, nuestro país jugó 10 domingos con todo definido. Espectacular.

Analizar los partidos de hoy, creo, es innecesario porque no se pueden sacar grandes conclusiones. Cuatro jugadores entraron a la cancha simplemente para cumplir y ganaron los dos mejores. Lo interesante acá es ya pensar a futuro y ver a Serbia como un escollo duro, pero no imposible.

Como dijo Guillermo Coria en la conferencia de prensa: “Con David y Del Potro en su nivel podemos jugar y ganar en pasto, hielo, en cualquier cosa”, y tiene mucha razón. Con estos dos enormes representantes, Argentina no puede ni debe tenerle miedo a nadie.

Si no ocurre mañana ninguna locura de esas que nunca se esperan, los liderados por Novak Djokovic serán los que jueguen contra Argentina. Defensores del título y con un jugador en un nivel tremendo, asustarían a todos. No a nuestro país.

¿Por qué? Si uno se detiene en nombres, se puede dar un palo y palo tremendo pero si pasamos a actuaciones en Copa Davis, Viktor Troicki y Janko Tipsarevic dejan bastante que desear. Sufrieron, y mucho, para derrotar a India de local sin Djokovic y el número 1 del mundo, en single, juega únicamente dos partidos.

Posiblemente se juegue en superficie dura, bajo techo. Condiciones perfectas para el juego de David Nalbandian y a las que Del Potro se acostumbra con facilidad. La serie queda abierta, Argentina no va a ir a Serbia a hacer lo que hizo Kazajistán y Serbia deberá cuidarse, Argentina no es lo mismo que India.

Serie abierta, desde Saque a Saque podrás vivirla y sentirla cuando aún faltan poco más de dos meses para el 16, 17 y 18 de septiembre. Ya está en la agenda, imposible perdérselo.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela, Juan Martín Del Potro, David Nalbandian y Juan Monaco serán los encargados de representar a la Argentina en la serie de cuartos de final de Copa Davis contra Kazajstán del 6 al 8 de julio, en el polvo de ladrillo del Parque Roca de Villa Soldati.

La elección no parece traer grandes discusiones con respecto a los partidos que se plantearán dentro de 3 semanas, pero sí puede traer algunos resquemores con respecto al futuro de nuestro país en esta competición.

Sabido es que una nación como Kazajstán no debería traer mayores inconvenientes de local. Hubiera sido muy diferente si la serie se jugaba en carpeta bajo techo, pero eso no viene al caso. Desde Saque a Saque contamos las virtudes del equipo kazajo antes de la serie con República Checa y los habíamos tratado como la posible gran sorpresa y rival a futuro.

Finalmente eso ocurrió y ahora tendrán que venir a Buenos Aires para intentar hacer pie contra un conjunto formado por los mejores exponentes del tenis argentino, o al menos eso cree el capitán Modesto Vázquez.

Entonces, ¿cuál es el problema? La no inclusión de Eduardo Schwank demuestra que Tito no pensó en formar un equipo de cara a la unión futura. Desde que Argentina es “La Legión” nunca tuvo un doble regular. Sabido es que dos singlistas complican y mucho a dos doblistas pero esa máxima,  repetida hasta el hartazgo, en los momentos clave falló.

Arnold-Nalbandian, Calleri-Nalbandian, Cañas-Nalbandian, Schwank-Zeballos, Acasuso-Prieto, Arnold-Calleri, ayúdenme. Hubo mil y una combinaciones posibles para formar la pareja de dobles y ninguna ganó los puntos en las definiciones verdaderamente importantes.

Me remito a los números que demuestran por qué Argentina necesita consolidar una pareja que debería ser Chela-Schwank. Desde su regreso al Grupo Mundial nuestro país jugó 27 series, por consiguiente 27 partidos en parejas, con 16 victorias y 11 derrotas.

Los triunfos fueron con golpes de efecto o parejas consolidadas. ¿Qué quiero decir? Un Nalbandian-Puerta sorprendió en Australia para después destruirse por peso propio en República Eslovaca y las mejores victorias son de Nalbandian pero siempre con compañeros diferentes y nunca con el mismo compañero por más de tres series consecutivas.

Ahora que Vázquez tuvo la posibilidad de contar con un excelente doblista como Eduardo Schwank, un jugador que siente la camiseta y que sale a dejar todo en cada enfrentamiento, no lo convoca porque prefiere tener variantes en singles.

Mi pregunta es ¿para qué quiere Argentina cuatro variantes en singles en una serie que no los va a necesitar?

La otra duda que tengo y es aún mayor: Con la posibilidad de que una semifinal se juegue en Serbia ante un equipo con un singlista casi inexpugnable como Novak Djokovic y un gran doble como el que conforma Nenad Zimonjic con quien le pongan al lado (llámese Tipsarevic, Bozoljac o Troicki), ¿quién iría a la serie? ¿Un singlista como Monaco o un singlista y gran doblista como Schwank? ¿Es más fácil que Schwank acompañado ayude a ganar el doble o que Monaco le gane a Djokovic?

Seamos sinceros, si pregonamos por un equipo el capitán es el primero que debe formarlo. Después espero que no haya quejas ni reclamos. Con el micrófono en conferencia hablan todos, pero con las decisiones se deja bastante que desear.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela se despidió en los cuartos de final de Roland Garros tras caer derrotado ante el escocés Andy Murray con parciales de 7-6(2), 7-5 y 6-2 en 2 horas y 53 minutos de juego. El británico se sumó a Rafael Nadal que triunfó sobre Robin Soderling también en tres sets y se enfrentarán en las semifinales.

Y un día tenía que ser. Chela tuvo sus oportunidades pero no supo aprovecharlas y le dijo adiós al Grand Slam francés por segunda vez en su carrera en los cuartos de final (la otra en 2004 contra Tim Henman). En esta oportunidad su verdugo fue el número 4 del mundo que, con un esguince en el tobillo (dolor del cual me permito dudar), nunca dejó de batallar en un partido que por momentos le fue muy cuesta arriba.

Ya desde el arranque el flaco de 31 años dejó en claro que quería su lugar en las semifinales. Con dos quiebres tempraneros se adelantó 4-1 y parecía que la ventaja le alcanzaba. Pero un par de errores propios, sumados a una suba en el nivel del rival hicieron que el set se defina en el Tie Break.

Pero antes es justo comentar las oportunidades que tuvo el argentino. A la ventaja de 4-1 hay que agregarle tres set points desaprovechados (dos con el saque de Murray en el 3-5 y uno sacando 5-4, quizás el más doloroso, por la doble falta). El otro punto en contra para Chela en ese parcial fue la baja efectividad en los puntos de quiebre (2 de 9, contra la casi perfecta de su oponente 2 de 3).

El Tie Break lejos estuvo de ser parejo y lo cerró con facilidad el europeo por 7-2. Ya con las primeras fichas jugadas y un rápido quiebre de servicio, todo parecía encaminado a una victoria cómoda para Murray.

Pero el Torino aún tenía mucho para dar y levantó dos breaks en ese set para ponerse 5-5. Lamentablemente el saque volvió a fallar, lo perdió, confirmó el suyo el escocés y el parcial se cerró 7-5 a su favor.

Las energías restantes eran pocas y no quedó más que esperar el desenlace esperado. En 35 minutos Andy Murray cerraba el tercer set por 6-2 y se metía por primera vez entre los 4 mejores del segundo Grand Slam del año.

Ahora queda a la espera de Rafael Nadal, pero el análisis del partido será para mañana con la cobertura completa de las semifinales que, recordemos, pueden dejar a un nuevo número 1 del mundo si Djokovic le gana a Federer.

Para los argentinos en singles el torneo ya terminó ahora será momento de ver el partido de la dupla de Eduardo Schwank y el colombiano Sebastián Cabal ante los hermanos Bryan por un lugar en la final del torneo de dobles. ¡Suerte muchachos! Y lo que hace mucho tengo ganas de decir ¡GRACIAS TORINO!

Para recibir información al instante pueden seguirnos en Twitter.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

¿El campeón?

Rafael Nadal. Aplastante actuación del español de principio a fin. En la final destrozó tenística y anímicamente a Roger Federer por 6-1/6-3/6-0. No perdió sets en todo el torneo y demostró su superioridad en los siete partidos. Antes de la final sus rivales fueron: Thomaz Bellucci (7-5/6-3/6-1), Nicolas Devilder (6-4/6-0/6-1), Jarkko Nieminen (6-1/6-3/6-1), Fernando Verdasco (6-1/6-0/6-2), Nicolás Almagro (6-1/6-1/6-1) y Novak Djokovic (6-4/6-2/7-6). El que más games le sacó fue el serbio (12) y, en los otros partidos, solo perdió 25. El total en el campeonato fueron 41 en 21 sets (6-2 de promedio).

¿El mejor argentino?

Eduardo Scwank. Uno de los peores Roland Garros de la historia para el tenis argentino y el único que sacó la cara fue Schwank que escaló hasta tercera ronda. Antes había producido una gran sorpresa tras sacar en primera ronda a Carlos Moya (6-3 en el quinto) y se impuso a Mrcel Granollers. La derrota llegó en manos de Paul Henri Mathieu.

¿Las grandes batallas?

Fernando González a Stanislas Wawrinka 5-7/2-6/6-4/6-4/6-4
David Ferrer a Lleyton Hewitt 6-2/3-6/3-6/6-3/6-4
Eduardo Schwank a Carlos Moya 7-6/6-2/6-7/4-6/6-3

¿La gran sorpresa?

Gael Monfils. El francés demostró, además de su excentricidad en la cancha, que siempre juega bien en su tierra y avanzó hasta las semifinales donde cayó ante Roger Federer en 4 sets. Dejando su corazón en la el polvo de ladrillo, Monfils triunfó ante grandes jugadores como Jurgen Melzer (4-6/7-5/4-6/6-0/6-2), Ivan Ljubicic (7-6/4-6/6-3/6-2) y David Ferrer (6-3/3-6/6-3/6-1). Si bien su juego se adapta mejora las canchas rápidas, cuando está frente a su público se transforma y hace lo que sea con tal de salir festejando (incluso arriesgar su físico al máximo).

Para ver el draw del torneo, hacé click aquí. Si te interesó este recuerdo del 2008, podés visitar el del 2007 simplemente cliqueando acá o también el del 2006 con un click acá

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Tras haber vagado durante la década del ’90 en la zona americana con derrotas inexplicables y estadios vacios, tendríamos que estar festejando esta clasificación de otra manera. Por décimo año consecutivo (único país que tiene tal marca en la actualidad) Argentina se aseguró el pasaje a los cuartos de final de la Copa Davis y, además, un lugar en la del año que viene.

Hablar de los triunfos de David Nalbandian, Juan Monaco, Juan Ignacio Chela o Eduardo Schwank es caer nuevamente en todos los conceptos que se dijeron a lo largo del fin de semana. Los títulos serían “David es copero”, “Pico y la mejor victoria de su carrera en la Davis” y “El gordo y el flaco, un doble para confiar”, pero me quiero detener acá.

En el dobles, un punto clave para todas las series. ¿Cuántas veces en estos últimos 10 años se dijo “al fin conseguimos una pareja confiable”? Me animo a decir que, al menos, lo hemos hecho en ocho oportunidades: Arnold/Cañas, Arnold/Nalbandian, Arnold/Calleri, Cañas/Nalbandian, Nalbandian/Puerta, Calleri/Nalbandian, Nalbandian/Zeballos y Schwank/Zeballos.

Con esto no quiero decir que sean malas duplas ni mucho menos, pero necesitamos entender que nuestro punto más débil es el que se juega los sábados. Hay que armarlo como lo supo armar Modesto Vázquez en esta última serie, cuando decidió dejar de lado a Horacio Zeballos y poner a Chela en el equipo por si se necesitaban variantes en los singles.

No hay que dejar pasar el punto ni mucho menos, pero habrá series en las que será más importante priorizar, como hizo Tito, las variantes en cuatro puntos y no sólo centrarse en uno.

Hay equipos con parejas muy sólidas (Francia, España, Estados Unidos, Suecia y Serbia) y otros que tienen que apostar a una buena pareja como bien hace Argentina desde el 2002 cuando volvió al grupo mundial.

Chela y Schwank jugaron un muy buen partido, pero no por eso son indispensables y deberán entenderlo. Argentina partirá como favorita nuevamente del 8 al 10 de julio ante Kazajistán en nuestro país, pero si esa pareja vuelve a formar parte del equipo no la tildemos de invencible. Las decisiones del capitán serán claves. Más vale arriesgar un punto a que arriesgar cuatro.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Sea cual sea el equipo que venga al polvo de ladrillo del Parque Roca, Argentina siempre será favorita. En este caso el rival es Rumania, un equipo que carece de grandes figuras y que, en condiciones normales, no debería dar grandes inconvenientes.

Mucho se habló en las últimas horas del triunfo de Victor Hanescu y Horia Tecau en el torneo de Acapulco. Junto a ellos Victor Crivoi y Adrian Ungur representarán a su país en una serie más que complicada para los europeos ya que David Nalbandian, Juan Mónaco, Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank, están muchos escalones por encima en cuanto a cantidad de variantes.

Argentina debería tener asegurado los dos puntos contra el single dos del equipo rumano. Cualquiera de los cuatro jugadores que pueda seleccionar Tito Vásquez será ampliamente favorito ante Ungur o Crivoi, algo que se decidirá con el correr de las prácticas. Como también lo es Nalbandian ante Hanescu, por lo que los 3 puntos ya deberían estar descontados.

El punto fuerte de los europeos parece ser el del sábado, pero no hay que olvidar que Chela y Schwank llegaron a la semifinal del último Wimbledon (perdieron justamente ante Tecau y Lindstedt).

En el peor de los casos, Argentina puede llegar a complicarse perdiendo el dobles y el partido de Hanescu contra Monaco (o Chela, pero “Pico” se perfila como segundo singlista), pero de ahí a que el domingo el rumano esté 100% de físico para enfrentarse y ganarle a Nalbandian ya hay un trecho muy largo.

Si al doble de Rumania lo acompañaría como singlista Ilie Nastase, sería otra serie, pero el equipo que presentan tendrá que tener la mejor semana de su vida para imponerse en el Parque Roca.

No quedan dudas que Argentina es el claro favorito a ganar la serie y, con un poco de envión positivo, que el domingo sea otro de los tantos de relleno que nos regaló “La Legión” en los últimos 10 años. No hay que subestimar a nadie, pero tampoco debemos mentirnos, sería una catástrofe tenística ver a nuestro país perder de local contra Rumania.

Notas relacionadas

Previa Serbia vs. India http://wp.me/p15bjt-t
Previa Suecia vs. Rusia http://wp.me/p15bjt-w
Previa República Checa vs. Kazajistán http://wp.me/p15bjt-E

Read Full Post »