Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘TENIS’ Category

Por Emiliano Cándido

El español número 2 del mundo, Rafael Nadal, venció por 6-1, 6-1 y 6-2 al argentino Juan Monaco en 2 horas y 27 minutos de juego. De esta manera los locales se adelantan 1-0 en la final de la Copa Davis que se disputa en el estadio “La Cartuja”, en Sevilla.

Mucho se habló en la previa sobre la adaptación de Rafa al polvo de ladrillo, las ilusiones por una victoria de Pico eran muchas y todos nos atrevíamos a soñar con un español errático y con el tandilense en sus mejores días. Ya en el primer juego quedó todo claro.

Nadal era Nadal y Monaco, por más que intentó todo lo que estuvo a su alcance, quedó siempre lejos de siquiera complicarle alguno de los tres parciales. El argentino levantó 3 puntos de quiebre cuando sacó para comenzar el partido, el game de Rafa terminó en cero. Y esa tónica fue la que siguió todo el encuentro.

Pico sobre la línea de base durante mucho tiempo atacando y el oriundo de Manacor trayendo todo y dejando sin respuesta alguna a su rival. Las diferencias de nivel eran elocuentes y lo único que podía rescatar el tandilense era su actitud, sus ganas de triunfar y de no bajar los brazos ante el mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo.

Rafa trajo todo lo que tiraba Monaco y, después de forzar tanto la máquina, los errores eran elocuentes y entendibles. Además, el español nunca dejó chances con su servicio y se fue sin tener puntos de quiebre en contra. Si a eso le sumamos son 27 tiros ganadores y 20 errores no forzados, concluimos que, para Pico, ganarle hoy pasaba a ser una utopía.

Dar más números sería agrandar innecesariamente lo que se vio en la cancha. Lo tangible fue que Nadal estuvo 3 o 4 escalones por encima de Juan y que hizo todo lo posible por demostrárselo en la cancha.

La rodilla y la muñeca maltrecha por los raspones después de arrastrarse por el polvo de ladrillo de “La Cartuja” en un punto lo dicen todo. Juan Monaco dejó el alma para ganar el primer punto de la Copa Davis y no se pudo.

A pesar de eso la ilusión sigue viva. Si algo le sobra a nuestro país es garra y talento. A esperar por Juan Martín Del Potro en el partido clave de la serie. Si gana, el sueño sigue intacto, si pierde también lo seguirá.

La serie se gana con 3 puntos. España, ahora, está más cerca pero nada es imposible.

Créditos Foto: “El comercio”

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

El argentino David Nalbandian venció por 6-4, 4-6, 6-2 y 6-3 al serbio Viktor Troicki y le dio el primero punto a nuestro país en la serie seminal de Copa Davis que se disputa en Belgrado.

La duda se disipó rápido, a primera hora de la mañana en Serbia ya se conocía que Novak Djokovic no formaría parte de su equipo el día viernes y que en su lugar ingresaría Troicki. En realidad, la certeza del actual campeón de la Ensaladera de Plata siempre estuvo y todo fue una maniobra para intentar confundir a Tito Vázquez y compañía.

Cuesta mucho hablar del partido sin recaer en la jerarquía del unquillense y en sus muchas hazañas jugando esta competición. Lleyton Hewitt en Australia, Dominik Hrbaty en República Eslovaca, Nikolay Davydenko (en dos oportunidades), Marat Safin y Mikhail Youzhny en Rusia son los nombres a los que hoy se sumó el de Troicki en Serbia. Todos ellos caídos de local a los pies del Rey David.

El primer set comenzó parejo. El europeo consiguió rápidamente un quiebre y se adelantó en el marcador, pero poco a poco Nalbandian lo fue apagando ya que jugaba todas pelotas diferentes y no lo dejaba acomodarse para pegar con el revés.

Primero igualó tras romper el servicio y luego, en el noveno juego, obtuvo la ventaja necesaria para cerrar ese parcial por 6-4.

La superioridad del argentino era notoria a lo largo del segundo, sin embargo no se veía plasmada en el resultado. El saque, aliado fundamente en esos momentos para el serbio (conectó 7 de los 15 aces del partido) lo mantuvo en partido y aprovechó la posibilidad de quebrar con Nalbandian sacando 4-4. Se fue el set y peligraba el partido.

Rápidamente, el cordobés volvió al ruedo y se adelantó 3-0, ventaja que mantendría y ampliaría para cerrar por 6-2 el tercer set. Algo que significó un cachetazo para el público y también para Troicki que comenzó a preocuparse más por su dedo gordo herido que por lo que hacía en cancha.

La diferencia de jerarquía se hizo notoria. El 77 del mundo mostró que no lo es y el 16 no pudo salir de la maraña en la que ya había entrado tiempo antes. David, con una pequeña molestia en la parte alta de la espalda, no pudo cerrar el partido cuando sacó 5-1, pero un par de juegos después, lo cerró con un contundente 6-3.

Tras 2 horas y 52 minutos, David Nalbandian conseguía otra enorme victoria en su historial de Copa Davis. Será menos importante que muchas de las otras que nombramos anteriormente, pero vale lo mismo y, en una semifinal, cotiza el doble.

Argentina se adelantó 1-0 contra el campeón defensor y la presión está del lado de los locales. Nalbandian, Del Potro, Monaco y Chela llegaron a Serbia para jugar una serie muy complicada pero que, por David, comenzó con el pie derecho.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Giselle Martínez

¿Qué decir de David como jugador de Copa Davis? Veinte series jugadas, 32 victorias y 10 derrotas. Son datos que no logran transmitir lo que siente Nalbandian cuando juega por la escurridiza Ensaladera de Plata.

Después de Vilas, si hay un ícono argentino en esta competición, es David Nalbandian. Un tenista que nunca jugó un punto de relleno y vapuleó a Lleyton Hewitt en el césped australiano, a Marat Safin en Rusia, a Dominik Hrbaty en Eslovaquia y podríamos seguir mucho tiempo más. Su curriculum es admirable.  Pero más admirable es el amor que siente por esta Copa que lo lleva a ubicarla como su principal objetivo.

Debutó en el 2002, con 20 años y pese a que cayó en su punto de singles, en pareja con Lucas Arnold venció al dobles ruso conformado por Yevgeny Kafelnikov y Safin en un partido espectacular que duró 6 horas y 20 minutos. El 2005 llegó con 6 triunfos al hilo en Davis y esta marca se incrementó en las series frente a República Checa en Buenos Aires y contra Australia de visitantes, donde David jugó 3 puntos, los ganó y se convirtió en un hito de la Ensaladera de Plata. Ese año conoció la derrota en dobles junto a Guillermo Cañas, en las semifinales frente a Eslovaquia.

En 2006, con el equipo al hombro, David llegó a su primera final de Davis. Sólo Ljubicic pudo doblegarlo en singles. En su camino a la definición venció a Robin Soderling y  Marin Cilic, entre otros. Argentina no pudo alcanzar la Ensaladera pero Nalbandian si pudo imponerse a Davydenko y Safin, en territorio ruso.

El 2007 fue un año para el olvido de Nalbandian en cuanto a Copa Davis, ya que no participó de la primera ronda y en cuartos de final cayó en dobles y singles frente a Suecia.

Llego el año de la final que no se tenía que escapar, pero se escapó. En el 2008, el equipo argentino jugó como local las tres primeras series y David, en singles perdió sólo con Davydenko. En la final de Mar Del Plata, la historia fue otra, los conflictos y la polémica fueron más que el tenis de los argentinos. David vapuleó a Ferrer pero perdió el dobles en compañía de Agustín Calleri y todo se fue al olvido.

La temporada pasada, el conjunto albiceleste llegó a semifinales de la Davis y David perdió con Monfils en 4 sets. Por lo que la polémica y los choques con el capitán del equipo, Tito Vázquez se ganaron una vez más el protagonismo.

En medio de lágrimas y un desgarro David venció al rumano Adrian Ungur en esta temporada. Pese a que no atraviesa su mejor momento, cuando está David en cancha jugando por la Davis, los límites son pocos. El unquillense siempre nos invita a soñar un poco más.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

Una de las dos cartas fuertes del equipo argentino en esta aventura por Serbia será el tandilense Juan Martín Del Potro, cuyo record en la competición consta de 7 triunfos y 2 derrotas como singlista y ninguna participación en el sábado de dobles.

Su camino comenzó en el año 2007, en Austria. Recuerdo que, tras la final perdida contra Rusia en 2006, David Nalbandian había decidido bajarse de la serie para poder recuperarse físicamente ya que la serie se consideraba accesible y fueron a la aventura austriaca Agustín Calleri, José Acasuso y Sebastián Prieto junto al joven que prometía mucho.

La parada no fue fácil. Se hizo cargo del cuarto punto de la serie ante el mejor tenista del rival en ese momento: Jurgen Melzer. La batalla librada en el Intersport Arena de Linz fue titánica. 7-6, 3-6, 6-4, 4-6, 6-2 la chapa final a favor del argentino que se desparramó en la carpeta asfáltica europea.

El siguiente fue con caída ante Suecia y Robin Soderling. En un partido muy apretado en el que tuvo que reemplazar a Guillermo Cañas (quien al día siguiente perdería el dobles junto a David Nalbandian) no pudo hacer nada ante la jerarquía del sueco y cayó, aunque dejando buenas señales. El domingo salió a la cancha y, ya sin nada en juego, se impuso a Robert Lindstedt.

Tras ello llegaría un tiempo sin convocatorias, pero lo bueno se hace esperar. La mejor actuación de Juan Martín como local en la competición llegaría ante Rusia, cuando el país más lo necesitaba. Venció a Nikolay Davydenko el día viernes y tuvo que jugar el quinto punto de la serie el día domingo frente a Igor Andreev. El resultado fue categórico 6-4, 6-2, 6-1 y clasificación a la final ante España en Mar del Plata.

Y he aquí la página más oscura del tandilense en la competición. Tras una temporada estupenda, Delpo se clasificó a la copa de maestros. El viaje a China era largo y, maltrecho físicamente como estaba, no pareció ser la decisión más acertada. Llegó con lo justo a la costa atlántica y jugó el viernes ante Feliciano López.

4-6, 7-6, 7-6, 6-3 la victoria del europeo y el primer gran paso en falso de ese ¿equipo? argentino. Las discusiones, dicen, fueron tremendas y hasta irreconciliables. Del Potro no pudo jugar el domingo y Fernando Verdasco derrotó a José Acasuso para hacerse con la ensaladera de plata.

En 2009 retornó para jugar los cuartos de final en República Checa y aportó los dos puntos contra Ivo Minar y Tomas Berdych pero, lamentablemente, no alcanzaron.

Tras lesiones y operaciones estuvo dos años sin participar y regresó en 2011 ante Kazajistán en julio pasado. 6-2, 6-1, 6-2 la aplastante victoria sobre Mikhail Kukushkin para volver a la victoria frente a su gente, que lo acompañó en un Parque Roca helado por las temperaturas invernales.

Un interesante record el de Juan Martín Del Potro en la competición, esperemos que pueda extender su racha contra Serbia. ¿Será su primer partido de dobles en la Davis? Sólo el tiempo podrá develarlo.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Giselle Martínez

Para comenzar a analizar el perfil de Juan Ignacio Chela como singlista en la Copa Davis, es necesario remontarse a dos partidos importantes. El primero, su agónica victoria frente a  Sasa Tuksar, un jugador que si los argentinos los conocemos, es por la Ensaladera de Plata.

El último punto de la serie entre Argentina y Croacia quedó en manos de Chela que con nervios y presión no jugó a su mejor nivel y casi le regala el batacazo a un jugador 300 del mundo y habitué de torneos Challengers. El resultado fue: 3-6, 6-4, 7-6(6) y 7-6(5).

El segundo encuentro a recordar es su choque con Nikolay Davydenko en la final del 2006. Pese a que tenía un récord positivo frente al ruso de 5-0, la tensión lo traicionó y terminó cayendo por 1-6, 2-6, 7-5 y 4-6. Lo que demuestra que en momentos definitorios, el juego del Torino decrece.

Cuando Chela jugó de local sólo cayó una vez frente al gran sacador, Ivan Ljubicic en su mejor momento.  Ha obtenido victorias sobre Jesse Huta Galung, Thiemo De Bakker, Ivo Karlovic y Thomas Johansson. Su récord es singles es de 9 victorias y 5 derrotas.

Otro es el Chela de Copa Davis cuando juga dobles.  Participó de dos series y ganó las dos.  En pareja con Eduardo Schwank, derrotó en primera instancia  Victor Hanescu y Horia Tecau por 6-2, 7-6(8) y 6-1. Y, en los cuartos de final, también con el santafesino como compañero venció a Evgeny  Korolev y Yuriy Schukin en set corridos.

Nunca ha jugado con Nalbandian ni Mónaco como compañeros en Copa Davis y está vez el finalista en dobles mixto del US Open (Schwank) no está entre los convocados. El Torino deberá adaptarse a una nueva pareja, de visitante y en un momento decisivo.

Su récord es casi perfecto cuando jugó en polvo de ladrillo (9-1), y en cancha dura ganó 2 y perdió  4 encuentros jugando por la Ensaladera de Plata.

Este es un gran año para el Torino, y esperemos que logre sacarle unos kilómetros a los gigantes serbios.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

Pasó mucho desde aquel Juan Monaco que sorprendía a todos llegando a los cuartos de final del ATP de Buenos Aires 2004. Algunas semanas después de esos días soñados por Pico llegaba su primera convocatoria para la Copa Davis.

La fría Minsk recibía al equipo argentino que no contaba con sus mejores exponentes. Guillermo Coria, David Nalbandian, Mariano Zabaleta y Gastón Gaudio no podían hacerse presentes en esa serie y la invasión argentina en la República de Belarus la lideraban Guillermo Cañas y Agustín Calleri (singles) y en el dobles Lucas Arnold. Un inexperimentado Monaco llegaba para completar la nominación y ver cuánto podría ayudar en caso de ser necesario.

El resultado ya es por demás conocido. Lapidario 5-0 de los europeos y Pico fue el encargado de obtener el único set frente a Vladimir Voltchkov.

El total de presentaciones de Monaco llega a 10, con 5 victorias y 5 derrotas. Lo que preocupa es que 4 de las caídas han sido en superficie rápida bajo techo, condiciones en las que se jugará la serie por las semifinales ante Serbia.

En los partidos más importantes de visitante que tuvo, siempre le faltó algo para completar una buena faena. Frente a República Checa en 2009 hizo un partidazo pero no le alcanzó contra Tomas Berdych y cayó en 5 sets (6-4, 2-6, 2-6, 6-3, 6-2) y luego su físico no le permitió desarrollar un mejor planteo contra Radek Stepanek (7-6, 6-3, 6-2).

Su convocatoria debió aguardar más de un año y ocurrió en las semifinales del año pasado ante Francia. Chocó frente a un Michael Llodra imparable y, a pesar de que se desenvolvió muy bien, terminó cayendo por 7-5, 4-6, 7-5, 6-3.

Este año tuvo que enfrentarse a Rumania y a Kazajistán y salió el día viernes contra el número 1 de los visitantes. Mostrando actitud y personalidad copera despachó a Victor Hanescu (7-6, 1-6, 6-1, 6-1) y paseó a Andrey Golubev (6-3, 6-0, 6-4) demostrando que en polvo de ladrillo y jugando de local es un hueso muy duro de roer.

Veremos qué sucede en la serie contra Serbia ya que, por el momento, sólo estaría jugando el partido de dobles junto a Juan Ignacio Chela. En esta modalidad aún no ha debutado en la competición y sería una grata sorpresa que regale un punto muy importante a los argentinos ya que, en una serie tan cerrada, todo suma y, como demuestra cada vez que defiende los colores, Juan Monaco está listo para sumar cualquier día que le toque.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

La historia reciente nos muestra que Francia viene de eliminar a España en los cuartos de final el año pasado con un lapidario 5-0. En julio de 2010 el equipo galo capitaneado por Guy Forget formó con Gael Monfils, Julien Benneteau, Gilles Simon y Michael Llodra. Hoy, bajo las órdenes del mismo capitán no contarán con Monfils (lesión) ni Benneteau (decisión técnica) pero sí tendrán a Jo Wilfried Tsonga (semifinalista en Wimbledon y cuarto finalista en el US Open) y Richard Gasquet.

Ahora la serie es distinta, el polvo de ladrillo de Córdoba recibirá a los mosqueteros que tendrán una dura batalla para intentar meterse por segundo año consecutivo en la definición del torneo por equipos más prestigioso del tenis.

Jo Wilfried Tsonga

Sorprende su no designación para los singles del viernes, pero no se descarta su no presentación el día domingo. Su record en la competición es por demás apreciable: 9 victorias y una sola derrota (por abandono) mientras que en dobles (participará el sábado junto a Llodra) está 2-0. Su presentación en la Copa Davis ocurrió en 2008 ante Rumania. Desde ese día hasta la fecha cosechó victorias contra Andrei Pavel, Radek Stepanek, Thiemo De Bakker y Philipp Kohlschreiber.

Las lesiones lo mantuvieron al margen durante mucho tiempo en 2010 cuando sólo pudo participar de la primera ronda y no colaboró más con el equipo que llegaría a la instancia definitiva y perdería con Serbia.

Gilles Simon

Será parte del segundo punto de la serie contra David Ferrer y sorprende bastante su designación ya que no ha participado lo suficiente por la Ensaladera de plata a pesar de su larga experiencia en el circuito, aunque sí viene en un buen momento tras vencer a Juan Martín Del Potro en el US Open.

Su registro por la competición es negativo ya que lleva 3 triunfos y 4 reveses a lo largo de su carrera, la cual comenzó recién en 2009 cuando cayó en sus dos singles contra República Checa (ambos por los puntos frente a Tomas Berdych y Radek Stepanek). En 2010 jugó puntos de relleno contra España (perdió con Nicolás Almagro) y Argentina (le ganó a Eduardo Schwank) para jugar la final y caer sin atenuantes frente a Novak Djokovic.

Su participación este año consta de un triunfo (el retirado Stefan Koubek) y una derrota (Jurgen Melzer).

Richard Gasquet

La eterna promesa del tenis francés que durante varios días al año es realidad y durante otros tantos no logra ser ni la mitad de lo que se esperaba de él, tendrá la difícil misión de abrir la serie ante Rafael Nadal, quien no llega al 100% desde lo físico.

Gasquet jugó 12 partidos y perdió 6. 11 de ellos fueron por los puntos y uno solo fue con la serie definida. Desde 2005 hasta acá alternó buenas y malas. Victorias contra Igor Andreev, Tommy Haas, Victor Hanescu, Andrei Pavel (2) y Florian Mayer, se mezclaron con derrotas frente a Nikolay Davydenko, Marat Safin, Dmitry Tursunov y Mikhail Youzhny.

La conclusión es sencilla, con los rusos le cuesta, con otros países, por los puntos y en singles, se mantiene invicto.

Michael Llodra

El más experimentado de todo el equipo con 22 series jugadas. Un record de 3-5 en singles (Fernando Verdasco y Juan Monaco en 2010 sus mejores victorias) y un muy buen 16-6 los días sábados.

Será muy interesante ver cómo se mueve junto a Jo Wilfried Tsonga en el polvo de ladrillo español, pero seguramente tendremos a Tsonga pegando palazos de fondo de cancha y a él con todas sus sutilezas en la red.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

¿Y cómo hablo de Djokovic sin contar las cosas que hizo este año? Bueno, lo intentaré pero puede que suene imposible. ¡Ah no! Si en la Copa Davis ganó los últimos siete partidos que jugó, así que la realidad mucho no cambia.

Nole debutó en esta competición en el año 2004 ante el desconocido letón Janis Skroderis. Un tranquilo triunfo por 6-2 y 6-2 hizo que el joven serbio de un buen primer paso en su primera presentación, algo muy complicado para varios.

Alternó buenas y malas en el 2005 con victorias intrascendentes frente a Genius Chidzikwe y Pfungwa Mahefu de Zimbabwe, pero después poco pudo hacer ante los belgas Olivier Rochus y Kristof Vliegen.

Su primera buena seguidilla de victorias sucedió en 2006, cuando todavía representaba a Serbia y Montenegro. Noam Okun, Dudi Sela, Arvind Parmar, Greg Rusedski y Stanislas Wawrinka cayeron ante su poderío que venía en aumento. Pero poco pudo hacer ante Roger Federer que pasaba por uno de los tantos mejores momentos de su carrera.

Después de varios años de pelear en la zona Europa/África, el 2007 fue el momento justo para lograr el ascenso. Con un Djokovic formidable (ganó sus dos singles y el dobles) Serbia se impuso 4-1 a los australianos en Belgrado y se desató la locura general: Serían parte del Grupo Mundial.

Derrota con Nikolay Davydenko y repechaje de nuevo. Victoria frente a Dominik Hrbaty para mantenerse en la máxima categoría y, tal vez, lo más doloroso de la carrera de Novak en Copa Davis. Con toda la presión sobre su espalda, nada pudo hacer ante David Ferrer y Rafael Nadal en la primera ronda de 2009 y ni siquiera se llevó un set de su travesía por España.

Vacaciones prolongadas para llegar al mejor año de su vida jugando por la ensaladera de plata. Triunfos ante Sam Querrey y John Isner para dejar a Serbia entre los 8 mejores. Durísimo viaje a Split, Croacia, donde hizo lo que quiso frente a Ivan Ljubicic y Marin Cilic.

Las semifinales estaban a la vuelta de la esquina y una lesión lo marginó del viernes ante República Checa.  Perdió el dobles junto a Zimonjic el sábado, pero el domingo mejoró notoriamente su imagen y derrotó a Tomas Berdych.

Se palpitaba la final y él también lo hacía. Salió, dejó todo y aportó lo que debía. 6-3, 6-1, 7-5 ante Gilles Simon y 6-2, 6-2, 6-4 frente a Gael Monfils, luego Troicki cerraría la serie contra Michael Llodra y le daría el título a los serbios.

Ese 2010 de Novak Djokovic en la Copa Davis fue impecable, aunque este 2011 lo muestra poco participativo. No participó en singles (prefirió cuidar su físico y no sufrir lesiones) y sólo jugó un partido de dobles junto a Zimonjic y perdieron frente a la pareja sueca Aspelin y Lindstedt.

21 triunfos y 8 derrotas en la competición, seguramente asusta mucho menos que el lapidario 64-2 con el que se mantiene esta temporada.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

Con 35 años es el más grande del equipo serbio de Copa Davis. Tiene 39 series jugadas y conoce las penurias de participar del grupo Europa/África 3 ante países como Benín, Togo, San Marino y Madagascar.

Acumulando buenas y malas desde mayo de 1995 cuando hizo su debut, las virtudes de Nenad Zimonjic y sus mejores triunfos pasan por la calidad que tiene en el crucial partido que se juega los días sábados.

El dobles, su especialidad, lo conoció casi de la mano de su compatriota Dusan Vemic, cuando ingresaban a la cancha a defender a los colores de su, en ese momento, querida Yugoslavia. Pasaron 15 años para que pueda festejar el título, pero con el tiempo, su país pasó a conocerse como Serbia.

Recién en el 2006 conoció el verdadero sabor de la victoria. Allí, ya dejando de lado a Vemic, comenzó con un camino que vio el cambio de nombre de sus compañeros. Ese día fue Ilija Bozoljac quien lo acompañó al triunfo en su partido y, con eso, se dieron el gran gusto de jugar por primera vez en su vida el repechaje para entrar en el Grupo Mundial. La suerte le fue esquiva: Suiza y Federer.

Pero al año siguiente las cosas cambiaron. Junto a Novak Djokovic vencieron a la pareja australiana Paul Hanley y Lleyton Hewitt y lograron clasificarse, ahora sí, para jugar por la Ensaladera de Plata.

En 2008 y 2009 pasó lo mismo, Zimonjic ganó su punto de dobles siempre pero no podían pasar de la primera ronda. Eliminados por Rusia y España, mantuvieron su lugar en la elite frente a República Eslovaca y Uzbekistán.

Hasta que llegó ese ansiado 2010, que arrancó con el pie izquierdo para Zimonjic. Junto a Janko Tipsarevic cayeron frente a los hermanos Bryan. A pesar de eso, su alegría fue total ya que lograron avanzar a los cuartos de final.

Es más, su único punto en esa Davis que parecía utópica hace 10 años fue ante los croatas Cilic y Dodig, ya que después nada podría hacer, primero con Djokovic y después con Troicki ante República Checa y Francia respectivamente. Pero fueron campeones igual.

Este año haciendo pareja con Bozoljac le ganaron a Bopanna y Devvarman pero, junto a Nole, perdieron con Aspelin y Lindstedt.

37 victorias y 18 derrotas (24-9 en dobles), muy pocos de los triunfos ante alguien de renombre. Muy buen doblista pero, aparentemente, no logra encontrar el compañero adecuado para potenciar su juego. La ilusión es que no lo encuentre el próximo sábado ya que es el único número puesto de la formación serbia.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Uno es de Unquillo, Córdoba. El otro es de Tandil, Buenos Aires. Uno castiga con la devolución. El otro con el saque. Uno volea bien. El otro te mata a palos desde el fondo. Uno tiene mucha sensibilidad. El otro es más efectivo. Uno y otro se conocen y no se llevan muy bien. Tal vez sus diferencias sean irreconciliables, pero hablan el mismo idioma, el de la raqueta. Y lo hacen a la perfección.

Modesto “Tito” Vázquez los incluyó en la formación titular a los dos: David Nalbandian y Juan Martín Del Potro, de ellos se trata. Si bien no habría intentando que se reconcilien (ni tampoco ayudado con sus declaraciones: “Nalbandian me ninguneó”) apuesta a los dos para salir airoso de esta aventura en la fría Serbia que, paradójicamente, será un hervidero en la Arena de Belgrado.

La misión será titánica. Tener del otro lado de la red al (¿casi?) invencible Novak Djokovic (cuyos pergaminos ya se repasaron hasta el hartazgo en todos los medios) logra que la serie tenga una enorme cantidad de planteos en los que el lápiz tendrá que estar bien afilado para evitar errores imperdonables.

Hoy es (vuelvo al ¿casi?) imposible vencer al número 1 del mundo. Ni hablar si pensamos que jugará en una cancha sintética en la que su juego funciona de maravillas y que tendrá todo el apoyo de su público. Algo que lo ayuda y no lo presiona en lo más mínimo porque al serbio le gusta el “ambiente copero”.

Entonces, ¿qué tiene pensado el capitán argentino de Copa Davis? Seguramente la estrategia pasará por vencer, en forma obligatoria, al single número 2 del equipo local (Janko Tipsarevic o Viktor Troicki, sería el primero de los dos) e imponerse en el crucial partido de dobles el sábado. Sin embargo ni Juan Monaco ni Juan Ignacio Chela son doblistas.

El retraso en la llegada de Nole (nada más y nada menos que por ganar el US Open), pone un manto de dudas a lo que pueda suceder el viernes. Si llega en forma y juega, sería un plan iluso arriesgar y cargar de horas de cancha a Nalbandian porque sus servicios serán requeridos más tarde. Pero, si no juega Djokovic, David es número puesto.

Sin su mayor carta, los serbios estarían felices con un empate, pero a los argentinos se les agranda la chance de llegar en ventaja al día sábado. Muy fácil de escribir, muy difícil de hacer y utópico de pensarlo con Novak en cancha.

El sábado vuelve a tener tintes dramáticos. Cualquier pareja que “invente” Tito no será mejor de la que une a esos dos monstruos de la raqueta que no se llevan tan bien. Luego, el domingo, que pase lo que tenga que pasar.

Mi pedido es humilde, si vamos a morir que sea con las botas puestas. Con los dos mejores en cancha, al menos, podremos decir que lo intentamos.

Sin Fernet ni salame, no hay una buena picada. Sin Del Potro y sin Nalbandian, tampoco hay un buen equipo. ¡Que jueguen juntos! Por el bien de nuestro sueño. Ese sueño con forma de ensaladera. Esa tan ansiada y esquiva Copa Davis.

Read Full Post »

Older Posts »