Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Andy Murray’

Por Giselle Martínez

Se enfrentaron en París, el último Masters 1000 de la temporada, ahora comparten el grupo A juntos a Djokovic y Ferrer en el ATP World Tour Finals de Londres. ¿Volverá a interponerse Berdych en el camino del local y número 3 del mundo, Andy Murray?. El torneo está a punto de comenzar…

Esta temporada el escocés desplazó a Roger Federer del podio del ranking. Aprovechó beneficiosamente el mal momento de Rafael Nadal y Novak Djokovic, para culminar el año coronándose en Shanghái. Su gran momento fue aplacado por Berdych que lo dejó afuera del último Masters 1000 del año. Sin embargo, la faceta que Murray demostró los últimos meses de la temporada lo ubican en un lugar preferencial entre los favoritos a ganar el título.

En cuanto a juego, en los últimos certámenes que disputó se lo vio más agresivo desde el fondo de la cancha y jugando un paso más adelante. Sumado a esto, la superficie indoor sobre la que se disputa el ATP World Tour Finals es de las preferidas del escocés,  por lo que será un rival duro de roer para quien lo enfrente.

Su récord en la temporada es de 56 triunfos y 12 caídas, y obtuvo un 50% de efectividad cuando se midió con un jugador top ten. En Londres buscará su sexto título ya que este año se impuso en Queen´s, Cincinnati, Bangkok, Tokyo y Shanghái.

Del mismo grupo forma parte Tomas Berdych, que ganó su único trofeo del año en Beijing en octubre, donde venció en la final con gran autoridad al croata, Marin Cilic por 3-6, 6-1 y 6-1. Alternó buenas y malas rachas durante toda la temporada.
En el Masters 1000 de Shanghái cayó en los octavos de final ante Feliciano López y en Basilea perdió en la segunda ronda con el japonés Kei Nishikori. Luego, logró recuperarse en Paris al derrotar a Andy Murray y alcanzar las semifinales donde sucumbió frente al ex número 1 del mundo, Roger Federer. Con esta última actuación en Francia,el checo llega con confianza para intentar ser un estorbo en el camino del actual número 1, Novak Djokovic que viene de una  lesión importante en su hombro.

Su record, este año, es de 51 victorias y 21 derrotas, de las cuales 4 triunfos fueron ante jugadores que es encuentran en el  top ten del escalafón mundial (Verdasco, Murray, Federer y Tsonga).

Tomas Berdych buscará desequilibrar a los cuatro fantásticos en un torneo que tiene a los 8 jugadores más destacados del año y que a pesar de que los favoritos sean otros, las sorpresas están a la vuelta de la esquina.

Read Full Post »

¿Es mi momento?

Por Giselle Martínez

La crítica que recibe Andy Murray es siempre la misma. En los momentos decisivos su nivel decae y los trofeos grandes se alejan. Pero, con Rafael Nadal que parece no encontrar el camino, Novak Djokovic  fastidiado por las lesiones y Roger Federer golpeado por su caída del podio del ranking mundial, no es descabellado pensar que este es el momento en que el escocés debería preguntarse si es su oportunidad de afianzarse y finalmente luchar por su primer torneo  grande.

Hace menos de una semana, Murray se dio el lujo de desplazar a Federer del top 3 de la clasificación ATP, lugar en que el suizo fue amo y señor durante 8 años. Parece tan lejano recordar el 2003, cuando Roger ocupaba el quinto lugar del ranking.
 Además, sus ganancias en premios llegaron a los casi 19 millones de dólares, lo que permitió que ascienda del 20º lugar en la lista legendaria hasta el 14º puesto.

El escocés ganó en Shanghai su título número 20 y el octavo Masters 1000 de su carrera. En las definiciones de los ex “Masters Series” su marca es más que positiva, ya que triunfó en todas las que disputó, con excepción de la final de Indian Wells 2009, donde su verdugo fue el español Rafael Nadal. Es fácil ver la gran diferencia de efectividad cuando se trata de un Grand Slam, ya que cayó en todas las finales que disputó.
En las semanas anteriores Murray levantó dos trofeos más, los de Bangkok y Beijing.

En estos últimos certámenes se vio a un Murray confiado, jugando un paso más adelante y con más agresividad desde el fondo de la cancha. El “cambio” de mentalidad y la gran condición física que presentó en estos torneos, lo llevan a ser casi el principal candidato para Londres. Pero la pregunta de todos es qué hubiese sucedido si la gira asiática contaba con la presencia de Djokovic. En las semifinales de Shanghai derrotó a Nishikori, instancia diferente de lo que presentaban los otros Masters, donde los top ten eran figurita repetida cuando el certamen estaba por culminar.

Otra caída de Rafael Nadal, esta vez en el Masters 1000 de Shanghai, dirimió que Novak Djokovic cerrará la temporada 2011 como el líder del ranking mundial. ¿Podrá Murray ser el principal perseguidor del serbio en la lucha por el número 1? Las armas las tiene y del “problema” a solucionar está al tanto.

 

 

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Cuando llegó a las semifinales del Masters 1000 de Miami (victoria sobre Juan Martín Del Potro incluida) recordábamos lo bien que juega cuando está con ritmo. Hoy, 5 meses después, Mardy Fish vuelve a estar en los primeros planos tras una gira en cemento espectacular.

El campeón de Atlanta, finalista en Los Ángeles y en el Masters 1000 de Montreal, ahora es semifinalista en Cincinnati luego de un excelente triunfo por 6-3 y 6-4 sobre el español Rafael Nadal.

Su próximo rival será Andy Murray pero el resultado que obtenga no opacará la (casi) perfecta gira conocida bajo el nombre de “US Open Series” que viene realizando este oriundo de Minnesota de 29 años.

¿Cuál ha sido el mayor cambio? Su condición física. Pasó de ser el grandote con varios kilos de sobrepeso y se transformó en un tenista de buen porte que ya no depende exclusivamente del saque y la volea, aunque sabe utilizar ambas variantes.

A Rafa Nadal le ganó imponiendo sus condiciones. Gran servicio, muy buena derecha, correcto revés y subidas constantes a la red para definir los puntos.

Una gran actuación la del estadounidense que, con las sucesivas caídas de Roger Federer y el propio Nadal, lo coloca como serio candidato a quitarle el sueño de su primer US Open a Novak Djokovic.

Teniendo en cuenta que Andy Roddick recién volvió de una lesión y que ya pasó mucho tiempo de los buenos días de James Blake, la mirada de todos en Flushing Meadows se posará en la espalda de Mardy.

Por primera vez en su carrera llegará a la máxima cita que se juega en su país con tanta presión, quedará saber si es un peso más para él o sabrá cómo sacárselo de encima. Si lo logra, habrá que pensar en Fish como alguien que pueda destronar a Nole.

Nadie debe dudarlo, no hay pescado que se mueva fuera del agua mejor que él.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

La afirmación parece dura pero es cierta. El circuito profesional no permite deficiencias en el comienzo del punto. Ese movimiento que permite poner la bola en juego es indispensable para dominar o ser dominado. Nadie quiere comenzar a la defensiva en partidos que se juegan a máxima velocidad y con escaso margen de error.

El buen saque no significa potencia, tampoco tiene que superar los 220 km/h para hacer daño. Variar efectos y ángulos es una clave muy importante: un promedio primer servicio superior al 70% es sinónimo de haber jugado bien en dicha faceta.

¿Por qué hablo hoy del saque? Seguro ya adivinaron: La presentación de David Nalbandian frente a Andy Murray. El unquillense tuvo 8 turnos de servicio, perdió 6 y, en los 2 que ganó, levanto muchos puntos de quiebre. Algo verdaderamente preocupante.

En el primer set la eficacia fue baja (49%) pero después la subió en el segundo (75%) sin embargo el porcentaje no fue el principal problema. No falló tanto ni realizó muchas doble faltas (a excepción del primer juego). El inconveniente surgió en el armado del golpe. Murray lo leía con bastante facilidad y devolvía la bola profunda al cuerpo de David.

El argentino, que no había terminado su movimiento, ya tenía que pegarle a la devolución del escocés. Tras su segundo golpe estaba a la defensiva y a la merced de un rival que lo incomodó mucho y pocas veces lo dejó pegar bien afirmado.

Por eso pienso en las derrotas con James Blake y Stanislas Wawrinka y entiendo y justifico el resultado. Al saque volvía una pelota muy rápida y jugar contra ese tipo de pegadores a su velocidad se hace complicado (y, por momentos, imposible).

Muchos consideran que es la falta de partidos, yo espero que lo sea. A Nalbandian se lo ha notado muy bien físicamente y con algunos destellos imborrables de su talento con el increíble revés a dos manos que tiene. Lamentablemente parece que hoy ya no alcanza.

El talento ayuda, pero solo no sirve. David tendría que replantear algo en el armado de los puntos o empezar a pensar en el polvo de ladrillo como su superficie fuerte. Allí, la velocidad de sus rivales sería opacada y su nivel, que tendría que mantenerse alto, le permitiría volver al lote de los mejores.

Hoy, por más que nos duela a todos, Nalbandian tendrá que jugar como pueda e intentar dominar desde su devolución que será (como fue siempre aunque ahora más) el punto más fuerte de su juego.

¿Qué esperar para el US Open? Un guiño del sorteo. La posibilidad de enfrentarse con un pegador es muy peligrosa pero si juega contra un contragolpeador las opciones son muchas.

Horas de cancha y en buen nivel es lo que necesita Nalbandian. De conseguirlas podemos pensar en septiembre y en Belgrado porque la Copa Davis volvería ser posible.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela se despidió en los cuartos de final de Roland Garros tras caer derrotado ante el escocés Andy Murray con parciales de 7-6(2), 7-5 y 6-2 en 2 horas y 53 minutos de juego. El británico se sumó a Rafael Nadal que triunfó sobre Robin Soderling también en tres sets y se enfrentarán en las semifinales.

Y un día tenía que ser. Chela tuvo sus oportunidades pero no supo aprovecharlas y le dijo adiós al Grand Slam francés por segunda vez en su carrera en los cuartos de final (la otra en 2004 contra Tim Henman). En esta oportunidad su verdugo fue el número 4 del mundo que, con un esguince en el tobillo (dolor del cual me permito dudar), nunca dejó de batallar en un partido que por momentos le fue muy cuesta arriba.

Ya desde el arranque el flaco de 31 años dejó en claro que quería su lugar en las semifinales. Con dos quiebres tempraneros se adelantó 4-1 y parecía que la ventaja le alcanzaba. Pero un par de errores propios, sumados a una suba en el nivel del rival hicieron que el set se defina en el Tie Break.

Pero antes es justo comentar las oportunidades que tuvo el argentino. A la ventaja de 4-1 hay que agregarle tres set points desaprovechados (dos con el saque de Murray en el 3-5 y uno sacando 5-4, quizás el más doloroso, por la doble falta). El otro punto en contra para Chela en ese parcial fue la baja efectividad en los puntos de quiebre (2 de 9, contra la casi perfecta de su oponente 2 de 3).

El Tie Break lejos estuvo de ser parejo y lo cerró con facilidad el europeo por 7-2. Ya con las primeras fichas jugadas y un rápido quiebre de servicio, todo parecía encaminado a una victoria cómoda para Murray.

Pero el Torino aún tenía mucho para dar y levantó dos breaks en ese set para ponerse 5-5. Lamentablemente el saque volvió a fallar, lo perdió, confirmó el suyo el escocés y el parcial se cerró 7-5 a su favor.

Las energías restantes eran pocas y no quedó más que esperar el desenlace esperado. En 35 minutos Andy Murray cerraba el tercer set por 6-2 y se metía por primera vez entre los 4 mejores del segundo Grand Slam del año.

Ahora queda a la espera de Rafael Nadal, pero el análisis del partido será para mañana con la cobertura completa de las semifinales que, recordemos, pueden dejar a un nuevo número 1 del mundo si Djokovic le gana a Federer.

Para los argentinos en singles el torneo ya terminó ahora será momento de ver el partido de la dupla de Eduardo Schwank y el colombiano Sebastián Cabal ante los hermanos Bryan por un lugar en la final del torneo de dobles. ¡Suerte muchachos! Y lo que hace mucho tengo ganas de decir ¡GRACIAS TORINO!

Para recibir información al instante pueden seguirnos en Twitter.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Novak Djokovic y Andy Murray compartieron cancha en el torneo de dobles de Miami. Su suerte fue poca y cayeron ayer por la tarde contra la dupla conformada por Sergiy Stakhovsky y Mikhail Youzhny por 5-7, 6-3 y 10-8. Pero el resultado es una anécdota, lo que importa es que dos de los mejores jugadores de las últimas tres temporada pasan momentos completamente diferentes.

El serbio tiene un record 19-0 en el año y 21-0 si nos extendemos a la final de la Copa Davis del 2010. Su última derrota fue con Roger Federer en las semifinales del “ATP World Tour Finals” (Copa Masters).

El escocés, por su parte, posee un registro en este 2011 de 6 triunfos y 4 caídas. El problema no es tanto el record, lo que más asusta es que no gana un partido desde las semifinales del Abierto de Australia, hace casi dos meses y esas cuatro derrotas con consecutivas.

Mientras Djokovic pasea un físico estupendo y una mentalidad ganadora por todos los torneos, Murray se nota flaco de confianza, con mucha presión encima y sin respuestas tenísticas ni anímicas para afrontar los partidos.

La decaída del británico justamente empezó con su derrota ante Nole en la final del primer Grand Slam de la temporada. El lapidario 6-4, 6-2 y 6-3 del campeón desmoronó las esperanzas de su rival y lo hundió en un pozo del que aún no puede salir.

Tan profundo es que ni siquiera ha ganado un set desde ese triunfo contra David Ferrer. Perdió con Marcos Baghdatis, Donald Young y Alex Bogomolov Jr. sin oponer resistencia y parece que la caída es imposible de detener.

Es muy temprano para sacar conjeturas, pero sería inteligente de su parte hacer un replanteo. Se viene la temporada fuerte en polvo de ladrillo y no es la superficie que mejor le cae a su juego. Necesita horas de cancha y creo que nadie duda que en los entrenamientos juega como él sabe.

La confianza es clave para cualquier tenista y un título o una final pueden cambiar el año y la carrera de un tenista. Miren a Djokovic desde que ganó la Copa Davis y miren a Murray desde que nada puedo hacer en la final de Australia, justamente ante el serbio.

Read Full Post »

Por Giselle Martínez

1- Un gran campeón:

Novak Djokovic no solo está invicto en la temporada, sino que ganó el primer Gran Slam (Australia) y el primer Masters 1.000 de la misma. Con su contundencia y solidez, animó a más de uno a manifestar lo que tenían en mente: ¿Será Nole el nuevo número uno del mundo?, ¿Terminará la era de Rafa Nadal?, ¿Se aparta Federer de la lucha por el liderazgo del ranking?. Todavía, quizá, es muy pronto para responder estos interrogantes, pero lo cierto es que en Indian Wells vimos brillar a Djokovic, a su manera: con buena movilidad, siempre en el lugar indicando y un paso adelante, sin un juego tan vistoso, pero con una contundencia y decisión envidiables. Ese es Nole, quién está a un paso de ser el mejor tenista del momento.

2- La vuelta de Del Potro:

Lo hecho en Indian Wells por Juan Martín Del Potro confirma su buen momento. Tras dos tropezones en Sydney y Australia, el tandilense consiguió dos semifinales (Memphis y San José)  y un título en Delray Beach, pero el resultado de este Masters es más importante, no sólo por los puntos y su escalada en el ranking, sino por la calidad de jugadores a los que venció. Stepanek, Ljubicic, que defendía el título, el impredecible Dolgopolov y Kohlschreiber.
La “Torre de Tandil” superó todas las pruebas y sólo sucumbió frente al número uno del mundo, Rafael Nadal.

3- ¿Qué le pasa a Murray?:

Tal vez  sea temprano, para afirmar que algo le está sucediendo a Andy Murray. Pero,  luego de que se le escapó la oportunidad de ganar su primer Grand Slam, en Australia, otro Murray se ve en la cancha. Los marcadores lo dicen todo: primera ronda en Rotterdam (perdió con Baghdatis 6-4, 6-1) e igual resultado en Indian Wells (lo eliminó Donald Young 7-6, 6-3). ¿Será la presión, ese Grand Slam que nunca llega o un simple mal momento? Hay mucho para hablar del tema y lo ampliaremos más adelante.

4- Ryan Harrison, la promesa:

No fueron los Bryan ni Roddick, los que hicieron vibrar a los estadounidenses en el primer Masters 1000 de la temporada, sino un joven al que muchos desconocían, Ryan Harrison. Con solo 18 años, llegó a cuartos de final y complicó al mismísimo Roger Federer en el primer set.  “Harry”, como lo llaman, se suma a Raonic y Tomic, las promesas de este 2011 que junto con Dolgopolov vienen en ascenso y tienen muchas virtudes para en un futuro, no tan lejano, integrar el grupo selecto de los top tens.

5- Un torneo de dobles envidiable:

Al cuadro de dobles de Indian Wells, no le faltó nada. No sólo participaron Bob y Mike Bryan, sino también Nadal, Federer y Djokovic. Los más destacados singlistas y  doblistas dieron el presente y hubo choques interesantísimos.  Fue así que hasta se pudo disfrutar de la transmisión por ESPN de una de las semifinales, nada más y nada menos que Federer/Wawrinka frente a Nadal/M.López.  Lo suizos llegaron a la final, pero cayeron ante una pareja nuevita Dolgopolov/Malisse.


Los mejores puntos de la final: Djokovic a Nadal 4-6, 6-3 y 6-2.

Read Full Post »