Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Juan Monaco’

Gentileza de la Asociación Argentina de Tenis

Juan “Pico” Mónaco habla tras su triunfo por 6-3, 6-3 y 6-3 sobre Philipp Petzschner

David Nalbandian habla luego de su victoria por 2-6, 6-0, 6-1 y 7-6 (5) ante Florian Mayer

Martín Jaite y su primera vez en el banco como capitán argentino de Copa Davis

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

El español número 2 del mundo, Rafael Nadal, venció por 6-1, 6-1 y 6-2 al argentino Juan Monaco en 2 horas y 27 minutos de juego. De esta manera los locales se adelantan 1-0 en la final de la Copa Davis que se disputa en el estadio “La Cartuja”, en Sevilla.

Mucho se habló en la previa sobre la adaptación de Rafa al polvo de ladrillo, las ilusiones por una victoria de Pico eran muchas y todos nos atrevíamos a soñar con un español errático y con el tandilense en sus mejores días. Ya en el primer juego quedó todo claro.

Nadal era Nadal y Monaco, por más que intentó todo lo que estuvo a su alcance, quedó siempre lejos de siquiera complicarle alguno de los tres parciales. El argentino levantó 3 puntos de quiebre cuando sacó para comenzar el partido, el game de Rafa terminó en cero. Y esa tónica fue la que siguió todo el encuentro.

Pico sobre la línea de base durante mucho tiempo atacando y el oriundo de Manacor trayendo todo y dejando sin respuesta alguna a su rival. Las diferencias de nivel eran elocuentes y lo único que podía rescatar el tandilense era su actitud, sus ganas de triunfar y de no bajar los brazos ante el mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo.

Rafa trajo todo lo que tiraba Monaco y, después de forzar tanto la máquina, los errores eran elocuentes y entendibles. Además, el español nunca dejó chances con su servicio y se fue sin tener puntos de quiebre en contra. Si a eso le sumamos son 27 tiros ganadores y 20 errores no forzados, concluimos que, para Pico, ganarle hoy pasaba a ser una utopía.

Dar más números sería agrandar innecesariamente lo que se vio en la cancha. Lo tangible fue que Nadal estuvo 3 o 4 escalones por encima de Juan y que hizo todo lo posible por demostrárselo en la cancha.

La rodilla y la muñeca maltrecha por los raspones después de arrastrarse por el polvo de ladrillo de “La Cartuja” en un punto lo dicen todo. Juan Monaco dejó el alma para ganar el primer punto de la Copa Davis y no se pudo.

A pesar de eso la ilusión sigue viva. Si algo le sobra a nuestro país es garra y talento. A esperar por Juan Martín Del Potro en el partido clave de la serie. Si gana, el sueño sigue intacto, si pierde también lo seguirá.

La serie se gana con 3 puntos. España, ahora, está más cerca pero nada es imposible.

Créditos Foto: “El comercio”

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

Pasó mucho desde aquel Juan Monaco que sorprendía a todos llegando a los cuartos de final del ATP de Buenos Aires 2004. Algunas semanas después de esos días soñados por Pico llegaba su primera convocatoria para la Copa Davis.

La fría Minsk recibía al equipo argentino que no contaba con sus mejores exponentes. Guillermo Coria, David Nalbandian, Mariano Zabaleta y Gastón Gaudio no podían hacerse presentes en esa serie y la invasión argentina en la República de Belarus la lideraban Guillermo Cañas y Agustín Calleri (singles) y en el dobles Lucas Arnold. Un inexperimentado Monaco llegaba para completar la nominación y ver cuánto podría ayudar en caso de ser necesario.

El resultado ya es por demás conocido. Lapidario 5-0 de los europeos y Pico fue el encargado de obtener el único set frente a Vladimir Voltchkov.

El total de presentaciones de Monaco llega a 10, con 5 victorias y 5 derrotas. Lo que preocupa es que 4 de las caídas han sido en superficie rápida bajo techo, condiciones en las que se jugará la serie por las semifinales ante Serbia.

En los partidos más importantes de visitante que tuvo, siempre le faltó algo para completar una buena faena. Frente a República Checa en 2009 hizo un partidazo pero no le alcanzó contra Tomas Berdych y cayó en 5 sets (6-4, 2-6, 2-6, 6-3, 6-2) y luego su físico no le permitió desarrollar un mejor planteo contra Radek Stepanek (7-6, 6-3, 6-2).

Su convocatoria debió aguardar más de un año y ocurrió en las semifinales del año pasado ante Francia. Chocó frente a un Michael Llodra imparable y, a pesar de que se desenvolvió muy bien, terminó cayendo por 7-5, 4-6, 7-5, 6-3.

Este año tuvo que enfrentarse a Rumania y a Kazajistán y salió el día viernes contra el número 1 de los visitantes. Mostrando actitud y personalidad copera despachó a Victor Hanescu (7-6, 1-6, 6-1, 6-1) y paseó a Andrey Golubev (6-3, 6-0, 6-4) demostrando que en polvo de ladrillo y jugando de local es un hueso muy duro de roer.

Veremos qué sucede en la serie contra Serbia ya que, por el momento, sólo estaría jugando el partido de dobles junto a Juan Ignacio Chela. En esta modalidad aún no ha debutado en la competición y sería una grata sorpresa que regale un punto muy importante a los argentinos ya que, en una serie tan cerrada, todo suma y, como demuestra cada vez que defiende los colores, Juan Monaco está listo para sumar cualquier día que le toque.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Todo se había definido ayer en el doble, pero el show debía continuar. Con la decisión de  no jugar tomada por Juan Martín Del Potro, Juan Ignacio Chela salió a la cancha y venció por 2-6, 6-2 y 6-0 al pupilo de Gabriel Markus, Evgeny Korolev y, luego, Juan Monaco selló un 6-4 y 6-1 ante Mikhail Kukushkin para decretar el punto final y otra alegría para el conjunto dirigido por Modesto Vázquez.

Séptima semifinal para los nuestros desde el regreso en 2002 al Grupo Mundial. Un equipo sólido en nombres que nunca sufrió en un repechaje desde esa victoria ante Belarus en Córdoba para ascender. Esto ya es una costumbre, pero debemos disfrutarla.

Otro día más de relleno de los tantos que se vivieron en Buenos Aires en los últimos 10 años. A saber: Rumania (2011), Holanda (2009), Gran Bretaña (2008), Australia (2006, 2003), Suecia (2006), República Checa (2005), Rusia (2003) y Alemania (2003). A esta lista le agregamos a Kazajistán, por lo que llegamos a la conclusión de que en los últimos 10 años, nuestro país jugó 10 domingos con todo definido. Espectacular.

Analizar los partidos de hoy, creo, es innecesario porque no se pueden sacar grandes conclusiones. Cuatro jugadores entraron a la cancha simplemente para cumplir y ganaron los dos mejores. Lo interesante acá es ya pensar a futuro y ver a Serbia como un escollo duro, pero no imposible.

Como dijo Guillermo Coria en la conferencia de prensa: “Con David y Del Potro en su nivel podemos jugar y ganar en pasto, hielo, en cualquier cosa”, y tiene mucha razón. Con estos dos enormes representantes, Argentina no puede ni debe tenerle miedo a nadie.

Si no ocurre mañana ninguna locura de esas que nunca se esperan, los liderados por Novak Djokovic serán los que jueguen contra Argentina. Defensores del título y con un jugador en un nivel tremendo, asustarían a todos. No a nuestro país.

¿Por qué? Si uno se detiene en nombres, se puede dar un palo y palo tremendo pero si pasamos a actuaciones en Copa Davis, Viktor Troicki y Janko Tipsarevic dejan bastante que desear. Sufrieron, y mucho, para derrotar a India de local sin Djokovic y el número 1 del mundo, en single, juega únicamente dos partidos.

Posiblemente se juegue en superficie dura, bajo techo. Condiciones perfectas para el juego de David Nalbandian y a las que Del Potro se acostumbra con facilidad. La serie queda abierta, Argentina no va a ir a Serbia a hacer lo que hizo Kazajistán y Serbia deberá cuidarse, Argentina no es lo mismo que India.

Serie abierta, desde Saque a Saque podrás vivirla y sentirla cuando aún faltan poco más de dos meses para el 16, 17 y 18 de septiembre. Ya está en la agenda, imposible perdérselo.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Monaco le ganó al kazajo Andrey Golubev por 6-3, 6-0 y 6-4 y le dio el primer punto de la serie de  cuartos de final de la Copa Davis a la Argentina. En una fría mañana en Villa Soldati, Pico aprovechó todos los errores de su rival y le dio la ventaja inicial a los conducidos por Modesto Vázquez.

A veces no es recomendable mirar estadísticas porque suelen confundir mucho a todos. Pero si decimos que el tandilense ganó 93 puntos y 72 fueron por errores del rival, nos damos cuenta que el polvo de ladrillo no es la superficie favorita del kazajo.

En el comienzo parecía que el partido se armaba y que tendría buenos momentos, un verdadero espejismo de lo que luego ocurriría. Desde que quebró el saque Monaco se dedicó a meter la bola en la cancha y traer algunas difíciles. Del resto se ocupaba Golubev que, sin paciencia, no paraba de errarle a las líneas (por mucho).

Cómo habíamos dicho previamente en Saque a Saque, el equipo visitante fue una cosa en República Checa, pero sería otra muy distinta aquí. Sin poder encontrar nunca regularidad a lo largo del encuentro, el jugador entrenado por Gabriel Markus, seguía tirando y seguía fallando.

Sin confianza y con un Pico prendido, aprovechando todas las oportunidades que su oponente le regalaba, poco a poco se fueron apagando las esperanzas del grupo de kazajos que llegó pensando en una posible sorpresa, algo que ahora sería calificado como un verdadero milagro.

Entregando una única posibilidad de quiebre que, por cierto, no fue concretada, Monaco ganó el 80% de los puntos jugados con su primer saque y el 75% con el segundo, mostrándose superior en cada uno de los aspectos de juego.

Que quede claro, no fue el partido perfecto de Juan y no estuvo cerca de serlo. Pero no lo necesitó. Golubev se encargó de todo lo malo y el argentino se dedicó a aceptar todos los regalos de su oponente. Es difícil mantenerse concentrado y él lo hizo, por lo que el gran punto a destacar a su favor tiene que ser ese.

Se abrió la serie de la mejor manera posible. El segundo single argentino le ganó al primero kazajo sin inconvenientes. Un golpe certero recibieron los visitantes ante una Argentina que no pierde en polvo de ladrillo de local desde el año 1998 (la única derrota en el país por la ensaladera fue en la final 2008 contra España en superficie dura bajo techo) y parece que todavía falta mucho tiempo para que se termine este racha.

Al menos, Pico Monaco dio el primer paso. La mesa está servida, todo suyo Juan Martín.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela, Juan Martín Del Potro, David Nalbandian y Juan Monaco serán los encargados de representar a la Argentina en la serie de cuartos de final de Copa Davis contra Kazajstán del 6 al 8 de julio, en el polvo de ladrillo del Parque Roca de Villa Soldati.

La elección no parece traer grandes discusiones con respecto a los partidos que se plantearán dentro de 3 semanas, pero sí puede traer algunos resquemores con respecto al futuro de nuestro país en esta competición.

Sabido es que una nación como Kazajstán no debería traer mayores inconvenientes de local. Hubiera sido muy diferente si la serie se jugaba en carpeta bajo techo, pero eso no viene al caso. Desde Saque a Saque contamos las virtudes del equipo kazajo antes de la serie con República Checa y los habíamos tratado como la posible gran sorpresa y rival a futuro.

Finalmente eso ocurrió y ahora tendrán que venir a Buenos Aires para intentar hacer pie contra un conjunto formado por los mejores exponentes del tenis argentino, o al menos eso cree el capitán Modesto Vázquez.

Entonces, ¿cuál es el problema? La no inclusión de Eduardo Schwank demuestra que Tito no pensó en formar un equipo de cara a la unión futura. Desde que Argentina es “La Legión” nunca tuvo un doble regular. Sabido es que dos singlistas complican y mucho a dos doblistas pero esa máxima,  repetida hasta el hartazgo, en los momentos clave falló.

Arnold-Nalbandian, Calleri-Nalbandian, Cañas-Nalbandian, Schwank-Zeballos, Acasuso-Prieto, Arnold-Calleri, ayúdenme. Hubo mil y una combinaciones posibles para formar la pareja de dobles y ninguna ganó los puntos en las definiciones verdaderamente importantes.

Me remito a los números que demuestran por qué Argentina necesita consolidar una pareja que debería ser Chela-Schwank. Desde su regreso al Grupo Mundial nuestro país jugó 27 series, por consiguiente 27 partidos en parejas, con 16 victorias y 11 derrotas.

Los triunfos fueron con golpes de efecto o parejas consolidadas. ¿Qué quiero decir? Un Nalbandian-Puerta sorprendió en Australia para después destruirse por peso propio en República Eslovaca y las mejores victorias son de Nalbandian pero siempre con compañeros diferentes y nunca con el mismo compañero por más de tres series consecutivas.

Ahora que Vázquez tuvo la posibilidad de contar con un excelente doblista como Eduardo Schwank, un jugador que siente la camiseta y que sale a dejar todo en cada enfrentamiento, no lo convoca porque prefiere tener variantes en singles.

Mi pregunta es ¿para qué quiere Argentina cuatro variantes en singles en una serie que no los va a necesitar?

La otra duda que tengo y es aún mayor: Con la posibilidad de que una semifinal se juegue en Serbia ante un equipo con un singlista casi inexpugnable como Novak Djokovic y un gran doble como el que conforma Nenad Zimonjic con quien le pongan al lado (llámese Tipsarevic, Bozoljac o Troicki), ¿quién iría a la serie? ¿Un singlista como Monaco o un singlista y gran doblista como Schwank? ¿Es más fácil que Schwank acompañado ayude a ganar el doble o que Monaco le gane a Djokovic?

Seamos sinceros, si pregonamos por un equipo el capitán es el primero que debe formarlo. Después espero que no haya quejas ni reclamos. Con el micrófono en conferencia hablan todos, pero con las decisiones se deja bastante que desear.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Me levanté pesimista y nunca fui tan crítico desde Saque a Saque con esta situación, pero creo que estamos sobrepasando un límite que desde hace mucho tiempo no acostumbramos. El tenis argentino ya no es lo que fue hace menos de una década y me duele pensar que no disfruté como debía haberlo hecho.

Miremos el cuadro de Montecarlo, de Madrid o este mismo de Roma, ¿dónde está el ARG que representa a nuestro país? ¿Dónde quedó? En la nada, en la mera utopía de creer que muchos pueden lo que en realidad tan solo un par hacen.

David Nalbandian y Juan Martín Del Potro, ellos hacen (aunque el primero cada vez menos a causa de sus constantes lesiones). ¿Los que podrían y no lo hacen? El resto. Entiendo los esfuerzos personales de todos los jugadores de este lado del mundo, pero cada año que pasa la realidad nos pega más fuerte.

Pico Monaco no es ni de cerca lo que todos esperamos de él cuando, en el ATP de Buenos Aires, llegaba a los cuartos de final en su presentación. Leo Mayer está sumergido en un mar de dudas que parece no tener fin desde Roland Garros la temporada pasada. Eduardo Schwank no puede concretar una buena semana desde hace mucho tiempo. Juan Ignacio Chela está haciendo sus últimos pasos como profesional y alterna buenas con malas.

Entonces siempre terminamos dependiendo de los mismos: ellos dos, los más criticados por su relación: David y Del Po. De ambos está todo dicho y es innecesario seguir cayendo sobre lo mismo, pero los interrogantes son cada vez más por el lado del cordobés.

¿Cuántos años le quedan de carrera? Recuerdo que dijo que a Londres 2012 no llegaba luego de su eliminación en Beijing, algo que claramente descartamos porque no hay indicios de eso. También recuerdo todos los “sueños” que comentaba año tras año: Ganar la Copa Davis, un Grand Slam y terminar entre los tres mejores del mundo. Hoy, me animo a decir, puede cumplir uno solo y todos sabemos cuál es.

Crecí con David, Coria, Gaudio, Cañas, Zabaleta, Puerta, Calleri y Acasuso. Aprendí a ver tenis de su mano y la mayoría ya no está en el circuito. Todos ellos me pegaban semana a semana en la pantalla para verlos jugar y sufrir a la par de cada saque o devolución que impactaban.

Años después, los únicos que lo consiguen son David y Del Po. ¿Me tuvieron malacostumbrado mucho tiempo? Sí y me encantaría que lo sigan haciendo todos, pero soy consciente de que ya no somos los mismos.

Para seguir pesimista me entero que Nalbandian no juega Roland Garros y que Del Potro está en duda… ¿Qué hago? Espero, utópicamente, que cualquier de los otros se ilumine. No me importa el apellido, quiero ver de nuevo a uno de los nuestros celebrando en la segunda semana de Paris.

Al mismo tiempo me siento seguro de que este es un gran año para torcer la historia y ganar la Copa Davis, pero solo si Córdoba y Tandil se unen y tiran para el mismo lado aunque sea un rato. Sin embargo la ilusión se me vuelve a romper contra el piso: Semifinales contra Serbia y, por consiguiente, contra Novak Djokovic. Peor imposible.

Igualmente las hazañas coperas del mejor jugador argentino de esa competición me mantienen la esperanza intacta.

Que el árbol no tape al bosque, en este caso que Nalbandian y Del Potro no tapen al resto ¿o mejor sí? ¿Hacemos cómo que no pasa nada? No es lo mejor, pero no es mala idea. Por cierto, si dentro de unas semanas me despierto a ver una cuarta ronda de Roland Garros con un argentino, lo voy a disfrutar. Espero que ustedes también puedan hacerlo porque está muy claro el panorama: hoy ya no somos la mayor potencia del tenis mundial.

Read Full Post »