Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Novak Djokovic’

Anuncios

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Difícil encarar qué fue lo más importante de estos días en el Masters 1000 de Miami. Desde el plano tenístico internacional, la nueva consagración del número 1 del mundo, Novak Djokovic, imponiéndose en la final al escocés Andy Murray. Desde el plano tenístico local, el enorme torneo de Juan “Pico” Monaco, derrotando a Gael Monfils, Andy Roddick y Mardy Fish para llegar a las semifinales del torneo. Y, en lo que para mí es lo más saliente, el final de la carrera del chileno Fernando González.

¿Por qué es lo más importante? Porque crecí viendo a Feña y me doy cuenta que esa era de tenistas está cada vez más lejos de las canchas. Recuerdo las epopeyas de Fer y Nicolás Massu en los Juegos Olímpicos, algo que ya queda muy lejos. Pero a esas pequeñas cositas le sumo todos los tenistas que había a su alrededor.

Años más, años menos, Lleyton Hewitt, Marat Safin, David Nalbandian, Agustín Calleri, Guillermo Coria, Guillermo Cañas, Mariano Zabaleta, José Acasuso, Gastón Gaudio y podría seguir durante muchísimo tiempo más. Unos aún en actividad y otros, la mayoría, que ya colgaron la raqueta.

Hace poco más de 10 años que empezó a gustarme el tenis. Hoy estoy a punto de cumplir 22 y disfruté en gran medida el mejor momento de la historia de nuestro país. No vi a Vilas ni a Clerc, pero vi a la camada más grande y con mejores resultados del tenis argentino, sostenida por diferentes jugadores a lo largo de los años.

No importa quién y en qué momento, ese no es el punto. El retiro de Fernando González y el emotivo video de su despedida, me hizo dar cuenta que aquellos que fueron mis primeros ídolos del tenis no juegan más o están a pocos años de dejar la actividad profesional.

Me golpeó, me golpeó muy fuerte lo que pasó cuando la bola de Feña quedó en la red y Nicolas Mahut festejaba su victoria. Me imaginé a muchos en ese momento, ese momento que hace unos años parecía lejano y que hoy se acerca cada vez más a la realidad.

Crecí y ellos también crecieron. Simplemente quiero decirles gracias por todo, a mis primeros ídolos no los voy a olvidar nunca.

Foto: El País Uruguay

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

El serbio número 1 del mundo Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, ubicado en la cuarta posición del escalafón mundial, parten como los dos máximos favoritos a levantar el trofeo del ATP World Tour Finals que se disputará en Londres desde este domingo.

La actualidad de ambos es completamente diferente. Desde que conquistó el US Open a Djokovic lo aquejan las lesiones. Primero fue la parte baja de su espalda que lo obligó a retirarse en el partido de Copa Davis frente a Juan Martín Del Potro y ahora es su hombro el que le pasó facturas en Basilea y París.

Por su parte Federer llega con la confianza por las nubes. En una superficie que es perfecta para su juego viene de triunfar consecutivamente en los torneos en los que el número 1 del mundo no pudo hacer gala de su físico.

Con 24 años “Nole” ha tenido el mejor año de su carrera y querrá coronarlo con el trofeo del torneo que reúne a los 8 mejores tenistas de la temporada. 69 triunfos y sólo 4 derrotas es el número que describe perfectamente el 2011 del serbio. Títulos en Australia, Wimbledon y el US Open, sumados a los Masters 1000 de Indian Wells, Miami, Madrid, Roma y Montreal dejaron a Novak en las puertas de los mayores records de todos los tiempos.

Su inicio arrollador con 41 triunfos al hilo, cortados por el mismo Federer en las semifinales de Roland Garros, dejaban a entrever que, tarde o temprano, Djokovic sería el número 1 del mundo. Y lo consiguió tras alzar la copa en el sagrado césped del All England. Además, un dato a destacar y para tener muy en cuenta: Derrotó a Rafael Nadal en las 6 finales que se encontraron en 2011. ¿Mejor? Imposible.

Por su parte Roger, que tiene un record de 59 victorias y 12 reveses durante este año, parecía tocar fondo. Su talento no le alcanzaba para enfrentar en partidos consecutivos a Djokovic, Nadal y Murray. Parecía “conformarse” con un triunfo frente a ellos y una derrota digna al día siguiente.

Todos dicen que su objetivo en Roland Garros era el título, yo me permito disentir. Federer se dio por hecho tras derrotar en las semifinales en uno de los mejores partidos de los últimos tiempos a Nole y, si bien dio pelea en la final, la meta ya estaba cumplida.

Luego, tanto en Wimbledon como en el US Open llegaron dos derrotas de esas dolorosas. Se mantenía invicto tras ganar los primeros dos sets en un Grand Slam durante toda su carrera. La marca superaba ampliamente los 150 triunfos, pero llegó Jo-Wilfried Tsonga en Wimbledon y, a fuerza de pelotazos, lo quebró mentalmente para derrotarlo.

Al siguiente torneo de los grandes sucedió lo mismo, pero aún peor ya que tuvo Match Points a favor y no pudo cerrar el partido ante un Djokovic que, por momentos, parecía poseído (de no ser así no se entiende la devolución ganadora con la cual levantó uno de esos puntos decisivos).

Si a todo esto le sumamos la seguidilla asiática de Murray y su descenso por primera vez desde el 2003 fuera de los 3 mejores del mundo, creemos que estamos dejando de ver al más grande. Pero como el Ave Fénix resurgió de las cenizas y hoy es el mayor candidato a ganar el trofeo en Londres.

Read Full Post »

Read Full Post »

¿Es mi momento?

Por Giselle Martínez

La crítica que recibe Andy Murray es siempre la misma. En los momentos decisivos su nivel decae y los trofeos grandes se alejan. Pero, con Rafael Nadal que parece no encontrar el camino, Novak Djokovic  fastidiado por las lesiones y Roger Federer golpeado por su caída del podio del ranking mundial, no es descabellado pensar que este es el momento en que el escocés debería preguntarse si es su oportunidad de afianzarse y finalmente luchar por su primer torneo  grande.

Hace menos de una semana, Murray se dio el lujo de desplazar a Federer del top 3 de la clasificación ATP, lugar en que el suizo fue amo y señor durante 8 años. Parece tan lejano recordar el 2003, cuando Roger ocupaba el quinto lugar del ranking.
 Además, sus ganancias en premios llegaron a los casi 19 millones de dólares, lo que permitió que ascienda del 20º lugar en la lista legendaria hasta el 14º puesto.

El escocés ganó en Shanghai su título número 20 y el octavo Masters 1000 de su carrera. En las definiciones de los ex “Masters Series” su marca es más que positiva, ya que triunfó en todas las que disputó, con excepción de la final de Indian Wells 2009, donde su verdugo fue el español Rafael Nadal. Es fácil ver la gran diferencia de efectividad cuando se trata de un Grand Slam, ya que cayó en todas las finales que disputó.
En las semanas anteriores Murray levantó dos trofeos más, los de Bangkok y Beijing.

En estos últimos certámenes se vio a un Murray confiado, jugando un paso más adelante y con más agresividad desde el fondo de la cancha. El “cambio” de mentalidad y la gran condición física que presentó en estos torneos, lo llevan a ser casi el principal candidato para Londres. Pero la pregunta de todos es qué hubiese sucedido si la gira asiática contaba con la presencia de Djokovic. En las semifinales de Shanghai derrotó a Nishikori, instancia diferente de lo que presentaban los otros Masters, donde los top ten eran figurita repetida cuando el certamen estaba por culminar.

Otra caída de Rafael Nadal, esta vez en el Masters 1000 de Shanghai, dirimió que Novak Djokovic cerrará la temporada 2011 como el líder del ranking mundial. ¿Podrá Murray ser el principal perseguidor del serbio en la lucha por el número 1? Las armas las tiene y del “problema” a solucionar está al tanto.

 

 

Read Full Post »

Por Giselle Martínez

Un grito desgarrador marcó el fin. Lágrimas de Novak Djokovic. Lágrimas de Juan Martín Del Potro. Y la cuarta final de Copa Davis para Argentina.  Fue 7-6, 3-0 y abandono de Nole por problemas en su espalda, pero la emoción en inmensa.

Lo que pasó en estos tres días, no tiene antecedente: es la primera vez que el equipo nacional gana una semifinal fuera de casa. ¡Y la forma en que la ganó!. Un viernes soñado, con el Rey de la Davis, David Nalbandian derrotando a Troicki y con la Torre más alta de Tandil regalándole el 2-0 al conjunto nacional. En el dobles Zimonjic marcó la diferencia y comenzaron la especulaciones: ¿sería Djokovic o Troicki el encargado de nivelar la serie?.  Que esa tarea haya quedado en manos de Novak Djokovic, el número 1 del mundo, es mérito exclusivo de lo hecho el primer día por Nalbandian y Del Potro.

Otro de los puntos más importantes de los que esta serie nos dejó, es el gran nivel de Juan Martín Del Potro, este casi set y medio y en el partido frente al sólido Janko Tipsarevic. “Nosotros merecíamos ganar por lo mucho que trabajamos y lo bien que nos llevamos. Nadie pensaba que ibamos a ganar. David jugó muy bien y estaba preparado para el quinto. Hicimos todo para”, dijo Juan Martín Del Potro en TyC Sports.

En el primer set, todo fue muy parejo hasta el tie-break. Una derecha larga del mejor jugador del momento marcó el 5-4 para Del Potro y dos servicios. El primero fue un ace y el segundo, tras una equivocación del tandilense, se convirtió en un respiro más de “Nole”. Pero una derecha que quedó en la red en el punto siguiente le dio a “DelPo” el primer parcial por 7-6 con el 80 por ciento de primeros servicios.
El fastido de Djokovic y sus gestos de dolor iban en aumento. Pero, en el inicio del segundo se adelantó por 0-30 con el servicio del argentino y el estadio volvió a prenderse, sin embargo, el sueño duró poco, ya que Del Potro con buenos servicios obtuvo el 1-0. El siguiente game, dos drops flojos de Djokovic le dieron el primer punto de quiebre a su rival. “Del Po” no dudó, lo concretó y sacó para el 3-0, momento en el que un grito desgarrador marcó que hasta allí llegaba el sueño serbio, el campeón del 2010.

Minutos después, Juan Mónaco cayó por 6-2 y abandono frente a Janko Tipsarevic. La serie culminó 3-2 para el conjunto argentino.

Serbia perdió el invicto en Belgrado. Argentina viajará a España por el sueño. ¿La cuarta será la vencida?.¿Cambiará la historia del 2008?. Rafael Nadal y compañía, esperan en sus tierras a del 2 al 4 de diciembre. Pero, si están Del Potro y Nalbandian (3-0 en singles en finales de Davis) en el mismo equipo: ¿Quién puede quitarnos el derecho  de imaginar que la Ensaladera finalmente quedará en manos argentinas?.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

¿Y cómo hablo de Djokovic sin contar las cosas que hizo este año? Bueno, lo intentaré pero puede que suene imposible. ¡Ah no! Si en la Copa Davis ganó los últimos siete partidos que jugó, así que la realidad mucho no cambia.

Nole debutó en esta competición en el año 2004 ante el desconocido letón Janis Skroderis. Un tranquilo triunfo por 6-2 y 6-2 hizo que el joven serbio de un buen primer paso en su primera presentación, algo muy complicado para varios.

Alternó buenas y malas en el 2005 con victorias intrascendentes frente a Genius Chidzikwe y Pfungwa Mahefu de Zimbabwe, pero después poco pudo hacer ante los belgas Olivier Rochus y Kristof Vliegen.

Su primera buena seguidilla de victorias sucedió en 2006, cuando todavía representaba a Serbia y Montenegro. Noam Okun, Dudi Sela, Arvind Parmar, Greg Rusedski y Stanislas Wawrinka cayeron ante su poderío que venía en aumento. Pero poco pudo hacer ante Roger Federer que pasaba por uno de los tantos mejores momentos de su carrera.

Después de varios años de pelear en la zona Europa/África, el 2007 fue el momento justo para lograr el ascenso. Con un Djokovic formidable (ganó sus dos singles y el dobles) Serbia se impuso 4-1 a los australianos en Belgrado y se desató la locura general: Serían parte del Grupo Mundial.

Derrota con Nikolay Davydenko y repechaje de nuevo. Victoria frente a Dominik Hrbaty para mantenerse en la máxima categoría y, tal vez, lo más doloroso de la carrera de Novak en Copa Davis. Con toda la presión sobre su espalda, nada pudo hacer ante David Ferrer y Rafael Nadal en la primera ronda de 2009 y ni siquiera se llevó un set de su travesía por España.

Vacaciones prolongadas para llegar al mejor año de su vida jugando por la ensaladera de plata. Triunfos ante Sam Querrey y John Isner para dejar a Serbia entre los 8 mejores. Durísimo viaje a Split, Croacia, donde hizo lo que quiso frente a Ivan Ljubicic y Marin Cilic.

Las semifinales estaban a la vuelta de la esquina y una lesión lo marginó del viernes ante República Checa.  Perdió el dobles junto a Zimonjic el sábado, pero el domingo mejoró notoriamente su imagen y derrotó a Tomas Berdych.

Se palpitaba la final y él también lo hacía. Salió, dejó todo y aportó lo que debía. 6-3, 6-1, 7-5 ante Gilles Simon y 6-2, 6-2, 6-4 frente a Gael Monfils, luego Troicki cerraría la serie contra Michael Llodra y le daría el título a los serbios.

Ese 2010 de Novak Djokovic en la Copa Davis fue impecable, aunque este 2011 lo muestra poco participativo. No participó en singles (prefirió cuidar su físico y no sufrir lesiones) y sólo jugó un partido de dobles junto a Zimonjic y perdieron frente a la pareja sueca Aspelin y Lindstedt.

21 triunfos y 8 derrotas en la competición, seguramente asusta mucho menos que el lapidario 64-2 con el que se mantiene esta temporada.

Read Full Post »

Older Posts »