Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Robin Soderling’

Por Emiliano Cándido

Rafael Nadal venció por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1 a Roger Federer en 3 horas y 40 minutos de juego y se consagró por sexta vez campeón de Roland Garros. Con este título iguala la cantidad de Bjorn Borg y mantiene el número 1 del mundo en su batalla personal con Novak Djokovic.

¿Cómo empezar un artículo cuando los adjetivos calificativos no alcanzan? Como los gastamos este año con Nole, los gastamos en Roland Garros con Rafa. ¿Y Federer? Otra vez finalista, jugando por momento un tenis glorioso y sucumbiendo ante la tenacidad de un español con el cual soñará por el resto de su vida.

Cuando se desplomó sobre el polvo de ladrillo y su ropa quedó naranja, todo era un simple recuerdo. Las críticas por sus partidos con John Isner y Pablo Andujar lo ayudaron a crecer. Lo había dicho él mismo: “Si no mejoro me voy a ir rápido”. Y Rafa mejoró.

Pasaron rápidamente frente a él Antonio Veic, Ivan Ljubicic y Robin Soderling hasta el partido de las semifinales. Ese día, ante Andy Murray, jugó un tenis esplendido y en 3 horas y cuarto de partido dejó con las manos vacías al escocés.

Esa misma tarde su reinado peligró, pero un tal Roger Federer le dio una mano jugando su mejor partido en años (y como después dijo el propio suizo, uno de los mejores de su carrera) y eliminando a Novak Djokovic que se quedó a una victoria de todo: Del número 1 del mundo y del mejor arranque de temporada de todos los tiempos ya que los 41 triunfos quedaron cortos ante los 42 del gran John McEnroe.

Pero Rafa debía cumplir un examen más: Igualar el record de 6 títulos en Roland Garros de Borg y lo hizo. Pero no fue para nada sencillo porque frente a él hubo un Federer, campeón aquí en 2009, con ganas de vencerlo por primera vez en el Philippe Chatrier (en realidad, el único que lo consiguió fue Soderling justamente cuando alzó el trofeo el suizo).

El partido arrancó cuesta arriba para el mallorquín. Roger se puso rápido 3-0 arriba y mantuvo su saque hasta que tuvo que cerrar el set. Rafa sacó 2-5, 30-40 y lo levantó, para después quebrarlo al suizo y terminar ganando 5 juegos consecutivos para imponerse 7-5.

El gran momento del español siguió y arrancó 2-0 arriba en el segundo. Los fantasmas de aquel “baile” de 2008 no hicieron eco en Federer que siguió jugando como si nada, hasta recuperar el break y ponerse 4-4. ¿Qué hizo Nadal? Sí, volvió a quebrarle el servicio para sacar 5-4.

Cuando estaban 40-40 sucedió lo impensado y un intenso chaparrón cayó sobre Paris. En menos de 10 minutos volvieron a la cancha, el suizo recuperó el saque pero no le alcanzó ya que fue muy alto el nivel de Rafa en el Tie Break, con números definitivos de 7-3.

Otra vez parecía todo definido cuando Nadal quedó 4-2 en el tercer set, pero Federer (que recibió indicaciones de Paul Annacone ese tiempo que estuvo detenido el partido) no dio el brazo a torcer y, con su mejor tenis, puso contra las cuerdas a su rival. A puro revés mantuvo a raya al español que no pudo hacer nada y cayó por 7-5.

El cuarto set fue todo Rafa. Con enormes defensas llegó el momento en que el marcador se puso 5-1 y 40-0 a su favor. El revés de Federer se fue largo y los 15 días de Nadal se resumieron en su festejo.

2005, 2006, 2007, 2008, 2010 y 2011. Seis títulos en siete años para el rey del polvo de ladrillo. La sorpresa pudo darse al principio del torneo, pero después ya no. Un Rafa consolidado con las nuevas pelotas y toda la discusión previa alzó nuevamente una corona de Grand Slam (décima en su carrera) y el mundo del tenis volvió a rendirse a sus pies.

¿Perderá el número 1 del mundo en las próximas semanas? Es probable, pero se ganó la etiqueta de mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo y eso es más que un simple número, por más que ese sea el 1.

Anuncios

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Ignacio Chela se despidió en los cuartos de final de Roland Garros tras caer derrotado ante el escocés Andy Murray con parciales de 7-6(2), 7-5 y 6-2 en 2 horas y 53 minutos de juego. El británico se sumó a Rafael Nadal que triunfó sobre Robin Soderling también en tres sets y se enfrentarán en las semifinales.

Y un día tenía que ser. Chela tuvo sus oportunidades pero no supo aprovecharlas y le dijo adiós al Grand Slam francés por segunda vez en su carrera en los cuartos de final (la otra en 2004 contra Tim Henman). En esta oportunidad su verdugo fue el número 4 del mundo que, con un esguince en el tobillo (dolor del cual me permito dudar), nunca dejó de batallar en un partido que por momentos le fue muy cuesta arriba.

Ya desde el arranque el flaco de 31 años dejó en claro que quería su lugar en las semifinales. Con dos quiebres tempraneros se adelantó 4-1 y parecía que la ventaja le alcanzaba. Pero un par de errores propios, sumados a una suba en el nivel del rival hicieron que el set se defina en el Tie Break.

Pero antes es justo comentar las oportunidades que tuvo el argentino. A la ventaja de 4-1 hay que agregarle tres set points desaprovechados (dos con el saque de Murray en el 3-5 y uno sacando 5-4, quizás el más doloroso, por la doble falta). El otro punto en contra para Chela en ese parcial fue la baja efectividad en los puntos de quiebre (2 de 9, contra la casi perfecta de su oponente 2 de 3).

El Tie Break lejos estuvo de ser parejo y lo cerró con facilidad el europeo por 7-2. Ya con las primeras fichas jugadas y un rápido quiebre de servicio, todo parecía encaminado a una victoria cómoda para Murray.

Pero el Torino aún tenía mucho para dar y levantó dos breaks en ese set para ponerse 5-5. Lamentablemente el saque volvió a fallar, lo perdió, confirmó el suyo el escocés y el parcial se cerró 7-5 a su favor.

Las energías restantes eran pocas y no quedó más que esperar el desenlace esperado. En 35 minutos Andy Murray cerraba el tercer set por 6-2 y se metía por primera vez entre los 4 mejores del segundo Grand Slam del año.

Ahora queda a la espera de Rafael Nadal, pero el análisis del partido será para mañana con la cobertura completa de las semifinales que, recordemos, pueden dejar a un nuevo número 1 del mundo si Djokovic le gana a Federer.

Para los argentinos en singles el torneo ya terminó ahora será momento de ver el partido de la dupla de Eduardo Schwank y el colombiano Sebastián Cabal ante los hermanos Bryan por un lugar en la final del torneo de dobles. ¡Suerte muchachos! Y lo que hace mucho tengo ganas de decir ¡GRACIAS TORINO!

Para recibir información al instante pueden seguirnos en Twitter.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

¿El campeón?

Roger Federer, finalmente consiguió el Grand Slam que le faltaba tras vencer en la final a Robin Soderling por 6-1/7-6/6-4. Se lo notó nervioso como pocas veces en la definición, nadie sabe qué podía pasar si se le escapaba uno de los sets cerrados. El camino al título fue: Alberto Martín (6-4/6-3/6-2), José Acasuso (7-6/5-7/7-6/6-2), Paul Henri Mathieu (4-6/6-1/6-4/6-4), Tommy Hass (6-7/5-7/6-4/6-0/6-2), Gael Monfils (7-6/6-2/6-4) y Juan Martín Del Potro 3-6/7-6/2-6/6-1/6-4).

¿El mejor argentino?

Juan Martín Del Potro. El tandilense escaló con un gran tenis hasta las semifinales y exigió al máximo a Roger Federer en la rueda de los 4 mejores hasta sucumbir en un excelente partido por 6-4 en el quinto set. El camino de Juan Martín fue muy complicado: Michael Llodra (6-3/6-3/6-1) , Victor Troicki (6-3/7-5/6-0), Igor Andreev (6-4/7-5/6-4) , Jo-Wilfried Tsonga (6-1/6-7/6-1/6-4) y Tommy Robredo (6-3/6-46-2).

¿Las grandes batallas?

Robin Soderling a Fernando González 6-3/7-5/5-7/4-6/6-4

Roger Federer a Juan Martín Del Potro 3-6/7-6/2-6/6-1/6-4

Roger Federer a Tommy Haas 6-7/5-7/6-4/6-0/6-2

Plus: Robin Soderling a Rafael Nadal 6-2/6-7/6-4/7-6

¿La gran sorpresa?

Creo que fue uno de los Roland Garros más inesperados, al menos, en el cuarto superior del cuadro. No hablar del finalista Robin Soderling como la gran sorpresa sería un error, pero también lo sería no destacar la enorme actuación del chileno Fernando González.

El sueco se topó con Rafael Nadal en la cuarta ronda y lo eliminó de manera sorpresiva. En este momento saltaron varias excusas de Rafa y me cayó bastante mal eso de parte de un grande que solo perdió un partido en este torneo. Soderling también se dio el lujo de eliminar a David Ferrer y a Nikolay Davydenko en su camino a la final.

Por su parte el chileno construyó un gran torneo con una estupenda victoria ante Andy Murray en los cuartos de final, pero se topó frente a una de las mejores semanas de la vida de Soderling en las semis.

Para más información de esta versión modelo 2009 de Roland Garros, acá podés ver el draw del torneo

Si querés revivir las últimas versiones de este Grand Slam en Saque a Saque podes hacerlo con un simple click: La semifinal de Nalbandian y el segundo título de Rafa en el 2006, el torneo de 2007 y su gran final o el apabullante paso del campeón en el 2008

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido
Nos sorprendimos cuando fueron 24 triunfos consecutivos, lo seguimos haciendo cuando la cifra aumentó a 32 y ahora ¿qué podemos decir? Novak Djokovic ganó su trigésimo séptimo partido del año en igual cantidad de presentaciones tras vencer al número 1 del mundo Rafael Nadal por 6-4/6-4 en 2 horas y 13 minutos de juego y levantó el trofeo del Masters 1000 de Roma.
Cuarta final en el año que se encuentran y cuarta victoria para Nole que ya parece no tener techo en un año que quedará marcado en los libros. Cuando jugaron en Indian Wells y Miami la “excusa” para Rafa fue la superficie, cuando se pasó a Madrid fue la altura lo que le daba mayores posibilidades al serbio. En Roma, cualquiera de todas las cosas que podían decirse se derribó.
Nadal tuvo una semifinal relativamente sencilla de más o menos una hora y media contra Richard Gasquet. Djokovic llegó al límite de sus posibilidades físicas y derrotó en un partido para el infarto al británico Andy Murray en 3 horas y 2 minutos.
En el foro itálico, Rafa había caído una vez (2008 ante Juan Carlos Ferrero) y triunfado en apoteóticas batallas contra Guillermo Coria y Roger Federer en las cuales ganó demostrando su corazón y su garra.
Si a todo eso le sumamos la incesante lluvia que cayó durante un buen rato del domingo en Roma, la humedad de la cancha y el peso de la pelota del español en partidos con estas características el resultado estaba más que cantado.
Pero este serbio que todo lo puede lo consiguió una vez más. No pensó en su físico, maltrecho del día anterior, no pensó en la lluvia, en la humedad, en el pique alto, en la lentitud de la cancha o en la fiereza de su rival. Se sacó todas las imágenes que tuvo en la mente e hizo lo que mejor sabe hacer: Jugar al tenis.
Sus golpes de fondo de cancha están insostenibles y dejar parado a Nadal más de una vez en todo el partido no es algo que suceda todos los días y él ya lo hace parecer habitual. ¿Rafa está jugando muy atrás? Sí, pero a la vez Djokovic juega muy adelante y, en un duelo de línea de base, hoy no hay quién le puede hacer frente.
Miren a Wawrinka, miren a Soderling, tenistas que no retroceden y que se quedan intercambiando palo por palo… así les fue. A Djokovic hay que variarle alturas constantemente, hacerlo sentir incómodo, llevarlo a la red y presionarlo. Fácil decirlo, imposible hacerlo porque no te deja. La idea la tienen todos, pero nadie tiene la más mínima oportunidad de ponerlo en práctica.
Si lo atacan, se defiende como pocos. Si ataca, pocos le mantienen el ritmo. Los 37 partidos consecutivos no son suerte y ya siente la presión de las miradas encima. No por nada explota con el puño apretado o con un festejo en puntos de poca trascendencia para el partido pero importantes para él y para su confianza.
De yapa, Djokovic se clasificó para el ATP World Tour Finals con este hipotético ranking de lo que va del año. Sí, sí, pongamonos contentos. La alegría no es solo Serbia, miren quién está en el noveno lugar.
Es momento de hacer apuestas, ¿quién le gana a Djokovic? Esperamos su respuesta ya sea comentando en el blog, visitando nuestro Facebook o siguiéndonos en Twitter.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Martín del Potro venció al sueco Robin Soderling por 6-3 y 6-2 en una hora y 16 minutos y se clasificó a la cuarta ronda del Masters 1000 de Miami donde se enfrentará con el local Mardy Fish.

El tandilense jugó como nunca desde que volvió de la lesión y castigó al número 4 del mundo con el saque, con la derecha y con el revés sin darle ninguna posibilidad en todo el partido.

El lapidario resultado fue la fiel imagen del partido. Un Del Potro que castigó desde el servicio (12 aces en todo el encuentro) dominó de inicio a fin las acciones. Si bien el sueco se mostró bastante estático con el revés, se vio sobrepasado en velocidad por un Delpo que jugó como en sus mejores épocas allá por el 2009 cuando levantaba el trofeo del Abierto de los Estados Unidos.

Cuando uno mira el ranking y el argentino aparece en el puesto número 51 no le puede creer. Hace poco se encontraba lejos de los 100 mejores (llegó a estar por encima del puesto 400) pero desde comienzos de febrero recuperó mucho del terreno perdido. Sin embargo nunca había jugado en el nivel que consiguió hoy.

Punzante con todos sus golpes, jugando rápido, profundo y a las líneas volvió loco a un Soderling que terminó frustrado y queriéndose ir de la cancha como no le había pasado en todo el año (el record del sueco esta temporada hasta este partido era de 20 victorias y 2 derrotas).

Las estadísticas muestran claramente lo que sucedió esta tarde/noche en Miami. 88% de los puntos ganados con el primer saque, 70% con el segundo y ningún punto de quiebre concedido.

Lo único que se le puede criticar a Juan Martín es que aprovechó 3 break points de los 11 que tuvo (pero eso sería quejarse por costumbre).

Sin lugar a dudas podemos decir que Del Potro volverá al Top 10 más temprano que tarde. Confianza tiene de sobra y está derrotando con mucho tenis a sus rivales. Este partido con Soderling fue la primera muestra de lo que está preparado para hacer.

El tandilense está jugando muy bien nuevamente y todo el mundo del tenis tomó nota recién hoy. Si sigue en este nivel ya no será la Torre, Juan Martín Del Potro pasará a ser “La Aplanadora de Tandil”.

Read Full Post »