Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tenis’

Por Emiliano Cándido

La historia reciente nos muestra que Francia viene de eliminar a España en los cuartos de final el año pasado con un lapidario 5-0. En julio de 2010 el equipo galo capitaneado por Guy Forget formó con Gael Monfils, Julien Benneteau, Gilles Simon y Michael Llodra. Hoy, bajo las órdenes del mismo capitán no contarán con Monfils (lesión) ni Benneteau (decisión técnica) pero sí tendrán a Jo Wilfried Tsonga (semifinalista en Wimbledon y cuarto finalista en el US Open) y Richard Gasquet.

Ahora la serie es distinta, el polvo de ladrillo de Córdoba recibirá a los mosqueteros que tendrán una dura batalla para intentar meterse por segundo año consecutivo en la definición del torneo por equipos más prestigioso del tenis.

Jo Wilfried Tsonga

Sorprende su no designación para los singles del viernes, pero no se descarta su no presentación el día domingo. Su record en la competición es por demás apreciable: 9 victorias y una sola derrota (por abandono) mientras que en dobles (participará el sábado junto a Llodra) está 2-0. Su presentación en la Copa Davis ocurrió en 2008 ante Rumania. Desde ese día hasta la fecha cosechó victorias contra Andrei Pavel, Radek Stepanek, Thiemo De Bakker y Philipp Kohlschreiber.

Las lesiones lo mantuvieron al margen durante mucho tiempo en 2010 cuando sólo pudo participar de la primera ronda y no colaboró más con el equipo que llegaría a la instancia definitiva y perdería con Serbia.

Gilles Simon

Será parte del segundo punto de la serie contra David Ferrer y sorprende bastante su designación ya que no ha participado lo suficiente por la Ensaladera de plata a pesar de su larga experiencia en el circuito, aunque sí viene en un buen momento tras vencer a Juan Martín Del Potro en el US Open.

Su registro por la competición es negativo ya que lleva 3 triunfos y 4 reveses a lo largo de su carrera, la cual comenzó recién en 2009 cuando cayó en sus dos singles contra República Checa (ambos por los puntos frente a Tomas Berdych y Radek Stepanek). En 2010 jugó puntos de relleno contra España (perdió con Nicolás Almagro) y Argentina (le ganó a Eduardo Schwank) para jugar la final y caer sin atenuantes frente a Novak Djokovic.

Su participación este año consta de un triunfo (el retirado Stefan Koubek) y una derrota (Jurgen Melzer).

Richard Gasquet

La eterna promesa del tenis francés que durante varios días al año es realidad y durante otros tantos no logra ser ni la mitad de lo que se esperaba de él, tendrá la difícil misión de abrir la serie ante Rafael Nadal, quien no llega al 100% desde lo físico.

Gasquet jugó 12 partidos y perdió 6. 11 de ellos fueron por los puntos y uno solo fue con la serie definida. Desde 2005 hasta acá alternó buenas y malas. Victorias contra Igor Andreev, Tommy Haas, Victor Hanescu, Andrei Pavel (2) y Florian Mayer, se mezclaron con derrotas frente a Nikolay Davydenko, Marat Safin, Dmitry Tursunov y Mikhail Youzhny.

La conclusión es sencilla, con los rusos le cuesta, con otros países, por los puntos y en singles, se mantiene invicto.

Michael Llodra

El más experimentado de todo el equipo con 22 series jugadas. Un record de 3-5 en singles (Fernando Verdasco y Juan Monaco en 2010 sus mejores victorias) y un muy buen 16-6 los días sábados.

Será muy interesante ver cómo se mueve junto a Jo Wilfried Tsonga en el polvo de ladrillo español, pero seguramente tendremos a Tsonga pegando palazos de fondo de cancha y a él con todas sus sutilezas en la red.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

¿Y cómo hablo de Djokovic sin contar las cosas que hizo este año? Bueno, lo intentaré pero puede que suene imposible. ¡Ah no! Si en la Copa Davis ganó los últimos siete partidos que jugó, así que la realidad mucho no cambia.

Nole debutó en esta competición en el año 2004 ante el desconocido letón Janis Skroderis. Un tranquilo triunfo por 6-2 y 6-2 hizo que el joven serbio de un buen primer paso en su primera presentación, algo muy complicado para varios.

Alternó buenas y malas en el 2005 con victorias intrascendentes frente a Genius Chidzikwe y Pfungwa Mahefu de Zimbabwe, pero después poco pudo hacer ante los belgas Olivier Rochus y Kristof Vliegen.

Su primera buena seguidilla de victorias sucedió en 2006, cuando todavía representaba a Serbia y Montenegro. Noam Okun, Dudi Sela, Arvind Parmar, Greg Rusedski y Stanislas Wawrinka cayeron ante su poderío que venía en aumento. Pero poco pudo hacer ante Roger Federer que pasaba por uno de los tantos mejores momentos de su carrera.

Después de varios años de pelear en la zona Europa/África, el 2007 fue el momento justo para lograr el ascenso. Con un Djokovic formidable (ganó sus dos singles y el dobles) Serbia se impuso 4-1 a los australianos en Belgrado y se desató la locura general: Serían parte del Grupo Mundial.

Derrota con Nikolay Davydenko y repechaje de nuevo. Victoria frente a Dominik Hrbaty para mantenerse en la máxima categoría y, tal vez, lo más doloroso de la carrera de Novak en Copa Davis. Con toda la presión sobre su espalda, nada pudo hacer ante David Ferrer y Rafael Nadal en la primera ronda de 2009 y ni siquiera se llevó un set de su travesía por España.

Vacaciones prolongadas para llegar al mejor año de su vida jugando por la ensaladera de plata. Triunfos ante Sam Querrey y John Isner para dejar a Serbia entre los 8 mejores. Durísimo viaje a Split, Croacia, donde hizo lo que quiso frente a Ivan Ljubicic y Marin Cilic.

Las semifinales estaban a la vuelta de la esquina y una lesión lo marginó del viernes ante República Checa.  Perdió el dobles junto a Zimonjic el sábado, pero el domingo mejoró notoriamente su imagen y derrotó a Tomas Berdych.

Se palpitaba la final y él también lo hacía. Salió, dejó todo y aportó lo que debía. 6-3, 6-1, 7-5 ante Gilles Simon y 6-2, 6-2, 6-4 frente a Gael Monfils, luego Troicki cerraría la serie contra Michael Llodra y le daría el título a los serbios.

Ese 2010 de Novak Djokovic en la Copa Davis fue impecable, aunque este 2011 lo muestra poco participativo. No participó en singles (prefirió cuidar su físico y no sufrir lesiones) y sólo jugó un partido de dobles junto a Zimonjic y perdieron frente a la pareja sueca Aspelin y Lindstedt.

21 triunfos y 8 derrotas en la competición, seguramente asusta mucho menos que el lapidario 64-2 con el que se mantiene esta temporada.

Read Full Post »

En esta sección nos encargaremos de contar todo lo que hicieron los jugadores en la Copa Davis. Cómo se sienten jugando la competición, cuál es su record, cómo les cae el “clima copero”. No se tendrá muy en cuenta la actualidad de cada uno en el circuito, sino que nos enfocaremos en la competición por equipos más importante del tenis.

Por Emiliano Cándido

Con 35 años es el más grande del equipo serbio de Copa Davis. Tiene 39 series jugadas y conoce las penurias de participar del grupo Europa/África 3 ante países como Benín, Togo, San Marino y Madagascar.

Acumulando buenas y malas desde mayo de 1995 cuando hizo su debut, las virtudes de Nenad Zimonjic y sus mejores triunfos pasan por la calidad que tiene en el crucial partido que se juega los días sábados.

El dobles, su especialidad, lo conoció casi de la mano de su compatriota Dusan Vemic, cuando ingresaban a la cancha a defender a los colores de su, en ese momento, querida Yugoslavia. Pasaron 15 años para que pueda festejar el título, pero con el tiempo, su país pasó a conocerse como Serbia.

Recién en el 2006 conoció el verdadero sabor de la victoria. Allí, ya dejando de lado a Vemic, comenzó con un camino que vio el cambio de nombre de sus compañeros. Ese día fue Ilija Bozoljac quien lo acompañó al triunfo en su partido y, con eso, se dieron el gran gusto de jugar por primera vez en su vida el repechaje para entrar en el Grupo Mundial. La suerte le fue esquiva: Suiza y Federer.

Pero al año siguiente las cosas cambiaron. Junto a Novak Djokovic vencieron a la pareja australiana Paul Hanley y Lleyton Hewitt y lograron clasificarse, ahora sí, para jugar por la Ensaladera de Plata.

En 2008 y 2009 pasó lo mismo, Zimonjic ganó su punto de dobles siempre pero no podían pasar de la primera ronda. Eliminados por Rusia y España, mantuvieron su lugar en la elite frente a República Eslovaca y Uzbekistán.

Hasta que llegó ese ansiado 2010, que arrancó con el pie izquierdo para Zimonjic. Junto a Janko Tipsarevic cayeron frente a los hermanos Bryan. A pesar de eso, su alegría fue total ya que lograron avanzar a los cuartos de final.

Es más, su único punto en esa Davis que parecía utópica hace 10 años fue ante los croatas Cilic y Dodig, ya que después nada podría hacer, primero con Djokovic y después con Troicki ante República Checa y Francia respectivamente. Pero fueron campeones igual.

Este año haciendo pareja con Bozoljac le ganaron a Bopanna y Devvarman pero, junto a Nole, perdieron con Aspelin y Lindstedt.

37 victorias y 18 derrotas (24-9 en dobles), muy pocos de los triunfos ante alguien de renombre. Muy buen doblista pero, aparentemente, no logra encontrar el compañero adecuado para potenciar su juego. La ilusión es que no lo encuentre el próximo sábado ya que es el único número puesto de la formación serbia.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Cuando llegó a las semifinales del Masters 1000 de Miami (victoria sobre Juan Martín Del Potro incluida) recordábamos lo bien que juega cuando está con ritmo. Hoy, 5 meses después, Mardy Fish vuelve a estar en los primeros planos tras una gira en cemento espectacular.

El campeón de Atlanta, finalista en Los Ángeles y en el Masters 1000 de Montreal, ahora es semifinalista en Cincinnati luego de un excelente triunfo por 6-3 y 6-4 sobre el español Rafael Nadal.

Su próximo rival será Andy Murray pero el resultado que obtenga no opacará la (casi) perfecta gira conocida bajo el nombre de “US Open Series” que viene realizando este oriundo de Minnesota de 29 años.

¿Cuál ha sido el mayor cambio? Su condición física. Pasó de ser el grandote con varios kilos de sobrepeso y se transformó en un tenista de buen porte que ya no depende exclusivamente del saque y la volea, aunque sabe utilizar ambas variantes.

A Rafa Nadal le ganó imponiendo sus condiciones. Gran servicio, muy buena derecha, correcto revés y subidas constantes a la red para definir los puntos.

Una gran actuación la del estadounidense que, con las sucesivas caídas de Roger Federer y el propio Nadal, lo coloca como serio candidato a quitarle el sueño de su primer US Open a Novak Djokovic.

Teniendo en cuenta que Andy Roddick recién volvió de una lesión y que ya pasó mucho tiempo de los buenos días de James Blake, la mirada de todos en Flushing Meadows se posará en la espalda de Mardy.

Por primera vez en su carrera llegará a la máxima cita que se juega en su país con tanta presión, quedará saber si es un peso más para él o sabrá cómo sacárselo de encima. Si lo logra, habrá que pensar en Fish como alguien que pueda destronar a Nole.

Nadie debe dudarlo, no hay pescado que se mueva fuera del agua mejor que él.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

La afirmación parece dura pero es cierta. El circuito profesional no permite deficiencias en el comienzo del punto. Ese movimiento que permite poner la bola en juego es indispensable para dominar o ser dominado. Nadie quiere comenzar a la defensiva en partidos que se juegan a máxima velocidad y con escaso margen de error.

El buen saque no significa potencia, tampoco tiene que superar los 220 km/h para hacer daño. Variar efectos y ángulos es una clave muy importante: un promedio primer servicio superior al 70% es sinónimo de haber jugado bien en dicha faceta.

¿Por qué hablo hoy del saque? Seguro ya adivinaron: La presentación de David Nalbandian frente a Andy Murray. El unquillense tuvo 8 turnos de servicio, perdió 6 y, en los 2 que ganó, levanto muchos puntos de quiebre. Algo verdaderamente preocupante.

En el primer set la eficacia fue baja (49%) pero después la subió en el segundo (75%) sin embargo el porcentaje no fue el principal problema. No falló tanto ni realizó muchas doble faltas (a excepción del primer juego). El inconveniente surgió en el armado del golpe. Murray lo leía con bastante facilidad y devolvía la bola profunda al cuerpo de David.

El argentino, que no había terminado su movimiento, ya tenía que pegarle a la devolución del escocés. Tras su segundo golpe estaba a la defensiva y a la merced de un rival que lo incomodó mucho y pocas veces lo dejó pegar bien afirmado.

Por eso pienso en las derrotas con James Blake y Stanislas Wawrinka y entiendo y justifico el resultado. Al saque volvía una pelota muy rápida y jugar contra ese tipo de pegadores a su velocidad se hace complicado (y, por momentos, imposible).

Muchos consideran que es la falta de partidos, yo espero que lo sea. A Nalbandian se lo ha notado muy bien físicamente y con algunos destellos imborrables de su talento con el increíble revés a dos manos que tiene. Lamentablemente parece que hoy ya no alcanza.

El talento ayuda, pero solo no sirve. David tendría que replantear algo en el armado de los puntos o empezar a pensar en el polvo de ladrillo como su superficie fuerte. Allí, la velocidad de sus rivales sería opacada y su nivel, que tendría que mantenerse alto, le permitiría volver al lote de los mejores.

Hoy, por más que nos duela a todos, Nalbandian tendrá que jugar como pueda e intentar dominar desde su devolución que será (como fue siempre aunque ahora más) el punto más fuerte de su juego.

¿Qué esperar para el US Open? Un guiño del sorteo. La posibilidad de enfrentarse con un pegador es muy peligrosa pero si juega contra un contragolpeador las opciones son muchas.

Horas de cancha y en buen nivel es lo que necesita Nalbandian. De conseguirlas podemos pensar en septiembre y en Belgrado porque la Copa Davis volvería ser posible.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Todo se había definido ayer en el doble, pero el show debía continuar. Con la decisión de  no jugar tomada por Juan Martín Del Potro, Juan Ignacio Chela salió a la cancha y venció por 2-6, 6-2 y 6-0 al pupilo de Gabriel Markus, Evgeny Korolev y, luego, Juan Monaco selló un 6-4 y 6-1 ante Mikhail Kukushkin para decretar el punto final y otra alegría para el conjunto dirigido por Modesto Vázquez.

Séptima semifinal para los nuestros desde el regreso en 2002 al Grupo Mundial. Un equipo sólido en nombres que nunca sufrió en un repechaje desde esa victoria ante Belarus en Córdoba para ascender. Esto ya es una costumbre, pero debemos disfrutarla.

Otro día más de relleno de los tantos que se vivieron en Buenos Aires en los últimos 10 años. A saber: Rumania (2011), Holanda (2009), Gran Bretaña (2008), Australia (2006, 2003), Suecia (2006), República Checa (2005), Rusia (2003) y Alemania (2003). A esta lista le agregamos a Kazajistán, por lo que llegamos a la conclusión de que en los últimos 10 años, nuestro país jugó 10 domingos con todo definido. Espectacular.

Analizar los partidos de hoy, creo, es innecesario porque no se pueden sacar grandes conclusiones. Cuatro jugadores entraron a la cancha simplemente para cumplir y ganaron los dos mejores. Lo interesante acá es ya pensar a futuro y ver a Serbia como un escollo duro, pero no imposible.

Como dijo Guillermo Coria en la conferencia de prensa: “Con David y Del Potro en su nivel podemos jugar y ganar en pasto, hielo, en cualquier cosa”, y tiene mucha razón. Con estos dos enormes representantes, Argentina no puede ni debe tenerle miedo a nadie.

Si no ocurre mañana ninguna locura de esas que nunca se esperan, los liderados por Novak Djokovic serán los que jueguen contra Argentina. Defensores del título y con un jugador en un nivel tremendo, asustarían a todos. No a nuestro país.

¿Por qué? Si uno se detiene en nombres, se puede dar un palo y palo tremendo pero si pasamos a actuaciones en Copa Davis, Viktor Troicki y Janko Tipsarevic dejan bastante que desear. Sufrieron, y mucho, para derrotar a India de local sin Djokovic y el número 1 del mundo, en single, juega únicamente dos partidos.

Posiblemente se juegue en superficie dura, bajo techo. Condiciones perfectas para el juego de David Nalbandian y a las que Del Potro se acostumbra con facilidad. La serie queda abierta, Argentina no va a ir a Serbia a hacer lo que hizo Kazajistán y Serbia deberá cuidarse, Argentina no es lo mismo que India.

Serie abierta, desde Saque a Saque podrás vivirla y sentirla cuando aún faltan poco más de dos meses para el 16, 17 y 18 de septiembre. Ya está en la agenda, imposible perdérselo.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Juan Monaco le ganó al kazajo Andrey Golubev por 6-3, 6-0 y 6-4 y le dio el primer punto de la serie de  cuartos de final de la Copa Davis a la Argentina. En una fría mañana en Villa Soldati, Pico aprovechó todos los errores de su rival y le dio la ventaja inicial a los conducidos por Modesto Vázquez.

A veces no es recomendable mirar estadísticas porque suelen confundir mucho a todos. Pero si decimos que el tandilense ganó 93 puntos y 72 fueron por errores del rival, nos damos cuenta que el polvo de ladrillo no es la superficie favorita del kazajo.

En el comienzo parecía que el partido se armaba y que tendría buenos momentos, un verdadero espejismo de lo que luego ocurriría. Desde que quebró el saque Monaco se dedicó a meter la bola en la cancha y traer algunas difíciles. Del resto se ocupaba Golubev que, sin paciencia, no paraba de errarle a las líneas (por mucho).

Cómo habíamos dicho previamente en Saque a Saque, el equipo visitante fue una cosa en República Checa, pero sería otra muy distinta aquí. Sin poder encontrar nunca regularidad a lo largo del encuentro, el jugador entrenado por Gabriel Markus, seguía tirando y seguía fallando.

Sin confianza y con un Pico prendido, aprovechando todas las oportunidades que su oponente le regalaba, poco a poco se fueron apagando las esperanzas del grupo de kazajos que llegó pensando en una posible sorpresa, algo que ahora sería calificado como un verdadero milagro.

Entregando una única posibilidad de quiebre que, por cierto, no fue concretada, Monaco ganó el 80% de los puntos jugados con su primer saque y el 75% con el segundo, mostrándose superior en cada uno de los aspectos de juego.

Que quede claro, no fue el partido perfecto de Juan y no estuvo cerca de serlo. Pero no lo necesitó. Golubev se encargó de todo lo malo y el argentino se dedicó a aceptar todos los regalos de su oponente. Es difícil mantenerse concentrado y él lo hizo, por lo que el gran punto a destacar a su favor tiene que ser ese.

Se abrió la serie de la mejor manera posible. El segundo single argentino le ganó al primero kazajo sin inconvenientes. Un golpe certero recibieron los visitantes ante una Argentina que no pierde en polvo de ladrillo de local desde el año 1998 (la única derrota en el país por la ensaladera fue en la final 2008 contra España en superficie dura bajo techo) y parece que todavía falta mucho tiempo para que se termine este racha.

Al menos, Pico Monaco dio el primer paso. La mesa está servida, todo suyo Juan Martín.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

Rafael Nadal venció por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1 a Roger Federer en 3 horas y 40 minutos de juego y se consagró por sexta vez campeón de Roland Garros. Con este título iguala la cantidad de Bjorn Borg y mantiene el número 1 del mundo en su batalla personal con Novak Djokovic.

¿Cómo empezar un artículo cuando los adjetivos calificativos no alcanzan? Como los gastamos este año con Nole, los gastamos en Roland Garros con Rafa. ¿Y Federer? Otra vez finalista, jugando por momento un tenis glorioso y sucumbiendo ante la tenacidad de un español con el cual soñará por el resto de su vida.

Cuando se desplomó sobre el polvo de ladrillo y su ropa quedó naranja, todo era un simple recuerdo. Las críticas por sus partidos con John Isner y Pablo Andujar lo ayudaron a crecer. Lo había dicho él mismo: “Si no mejoro me voy a ir rápido”. Y Rafa mejoró.

Pasaron rápidamente frente a él Antonio Veic, Ivan Ljubicic y Robin Soderling hasta el partido de las semifinales. Ese día, ante Andy Murray, jugó un tenis esplendido y en 3 horas y cuarto de partido dejó con las manos vacías al escocés.

Esa misma tarde su reinado peligró, pero un tal Roger Federer le dio una mano jugando su mejor partido en años (y como después dijo el propio suizo, uno de los mejores de su carrera) y eliminando a Novak Djokovic que se quedó a una victoria de todo: Del número 1 del mundo y del mejor arranque de temporada de todos los tiempos ya que los 41 triunfos quedaron cortos ante los 42 del gran John McEnroe.

Pero Rafa debía cumplir un examen más: Igualar el record de 6 títulos en Roland Garros de Borg y lo hizo. Pero no fue para nada sencillo porque frente a él hubo un Federer, campeón aquí en 2009, con ganas de vencerlo por primera vez en el Philippe Chatrier (en realidad, el único que lo consiguió fue Soderling justamente cuando alzó el trofeo el suizo).

El partido arrancó cuesta arriba para el mallorquín. Roger se puso rápido 3-0 arriba y mantuvo su saque hasta que tuvo que cerrar el set. Rafa sacó 2-5, 30-40 y lo levantó, para después quebrarlo al suizo y terminar ganando 5 juegos consecutivos para imponerse 7-5.

El gran momento del español siguió y arrancó 2-0 arriba en el segundo. Los fantasmas de aquel “baile” de 2008 no hicieron eco en Federer que siguió jugando como si nada, hasta recuperar el break y ponerse 4-4. ¿Qué hizo Nadal? Sí, volvió a quebrarle el servicio para sacar 5-4.

Cuando estaban 40-40 sucedió lo impensado y un intenso chaparrón cayó sobre Paris. En menos de 10 minutos volvieron a la cancha, el suizo recuperó el saque pero no le alcanzó ya que fue muy alto el nivel de Rafa en el Tie Break, con números definitivos de 7-3.

Otra vez parecía todo definido cuando Nadal quedó 4-2 en el tercer set, pero Federer (que recibió indicaciones de Paul Annacone ese tiempo que estuvo detenido el partido) no dio el brazo a torcer y, con su mejor tenis, puso contra las cuerdas a su rival. A puro revés mantuvo a raya al español que no pudo hacer nada y cayó por 7-5.

El cuarto set fue todo Rafa. Con enormes defensas llegó el momento en que el marcador se puso 5-1 y 40-0 a su favor. El revés de Federer se fue largo y los 15 días de Nadal se resumieron en su festejo.

2005, 2006, 2007, 2008, 2010 y 2011. Seis títulos en siete años para el rey del polvo de ladrillo. La sorpresa pudo darse al principio del torneo, pero después ya no. Un Rafa consolidado con las nuevas pelotas y toda la discusión previa alzó nuevamente una corona de Grand Slam (décima en su carrera) y el mundo del tenis volvió a rendirse a sus pies.

¿Perderá el número 1 del mundo en las próximas semanas? Es probable, pero se ganó la etiqueta de mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo y eso es más que un simple número, por más que ese sea el 1.

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

En un verdadero partidazo Novak Djokovic ganó el primer set por 6-3 y luego Juan Martín Del Potro se llevó el segundo parcial con el mismo resultado. Tras una hora y 36 minutos y ya sin luz en la cancha Suzanne Lenglen, el encuentro se pospuso para el tercer turno de mañana en el mismo estadio.

Cuando Stanislas Wawrinka se llevaba el cuarto parcial ante Jo Wilfried Tsonga en el Philippe Chatrier parecía que las ganas de ver a Djokovic contra Del Potro quedarían para el día siguiente. Pero en ese mismo momento Richard Gasquet sentenciaba las posibilidades de Thomaz Bellucci y la segunda cancha en importancia del complejo de Roland Garros quedaba desierta.

Con un rápido giro de timón, los organizadores decidieron que el gran partido de esta primera semana se mudé allí, donde la gente comenzaría a amontonarse con el correr de los minutos y hasta se escucharían abucheos de parte de aquellos que habían pagado su ticket exclusivamente por el serbio y el argentino.

En este clima raro de poca luz y poca gente (con el correr de los games aumentó considerablemente el público), el enfrentamiento empezó con una intensidad propia de un quinto set. Bombazos de derecha del tandilense contra réplicas imposibles de revés del mejor jugador de la temporada.

El saque de Juan Martín no fue lo suficientemente preciso y Nole aprovechó su oportunidad de quiebre muy temprano, en el cuarto juego. Corriendo todas las pelotas y con un drop que funcionó a la perfección, Djokovic puso en aprietos a su rival hasta ganarle el primer parcial por 6-3.

La premisa del argentino era sencilla: Meter el primer saque y controlar desde allí todos los embates del serbio que venían desde la primera pelota que tocaba. La pequeña desconcentración del, por ahora, 2 del mundo (¿ayudado por el coro de abucheos que llegaban desde el Chatrier?) fue aprovechada al máximo por Del Po: Quiebre de saque.

De ahí en más volvieron a ir palo y palo, Juan Martín levantó dos 15-30 consecutivos hasta ponerse 5-3 en el marcador donde llegó el mejor momento del argentino. Esta vez sacaba 15-40 y todos le pedían el primer saque. ¿Qué hizo? 2 aces y dos saques ganadores consecutivos para que Djokovic no pueda poner en juego ninguna de las 4 bolas determinantes en el parcial.

Ya pasadas las 21 de París, la decisión fue sensata. Ambos coincidieron en que ya no podían jugar y lo dejaron para mañana.

La cita será en el mismo estadio, en el tercer turno, no antes de las 13:00 de Paris (8 AM de Argentina) pero teniendo en cuenta que antes juegan Na Li contra Sorana Cirstea y Andy Murray contra Michael Berrer el partido debería comenzar alrededor de las 10:30 hora Argentina.

Este empate es el resultado perfecto para un partido que así fue: Igualado, intenso y bien jugado. Gracias Del Potro, gracias Djokovic, la seguimos mañana ¡Que gane el mejor!

Seguí el game a game del partido en Twitter

Read Full Post »

Por Emiliano Cándido

¿El campeón?

Rafael Nadal. Aplastante actuación del español de principio a fin. En la final destrozó tenística y anímicamente a Roger Federer por 6-1/6-3/6-0. No perdió sets en todo el torneo y demostró su superioridad en los siete partidos. Antes de la final sus rivales fueron: Thomaz Bellucci (7-5/6-3/6-1), Nicolas Devilder (6-4/6-0/6-1), Jarkko Nieminen (6-1/6-3/6-1), Fernando Verdasco (6-1/6-0/6-2), Nicolás Almagro (6-1/6-1/6-1) y Novak Djokovic (6-4/6-2/7-6). El que más games le sacó fue el serbio (12) y, en los otros partidos, solo perdió 25. El total en el campeonato fueron 41 en 21 sets (6-2 de promedio).

¿El mejor argentino?

Eduardo Scwank. Uno de los peores Roland Garros de la historia para el tenis argentino y el único que sacó la cara fue Schwank que escaló hasta tercera ronda. Antes había producido una gran sorpresa tras sacar en primera ronda a Carlos Moya (6-3 en el quinto) y se impuso a Mrcel Granollers. La derrota llegó en manos de Paul Henri Mathieu.

¿Las grandes batallas?

Fernando González a Stanislas Wawrinka 5-7/2-6/6-4/6-4/6-4
David Ferrer a Lleyton Hewitt 6-2/3-6/3-6/6-3/6-4
Eduardo Schwank a Carlos Moya 7-6/6-2/6-7/4-6/6-3

¿La gran sorpresa?

Gael Monfils. El francés demostró, además de su excentricidad en la cancha, que siempre juega bien en su tierra y avanzó hasta las semifinales donde cayó ante Roger Federer en 4 sets. Dejando su corazón en la el polvo de ladrillo, Monfils triunfó ante grandes jugadores como Jurgen Melzer (4-6/7-5/4-6/6-0/6-2), Ivan Ljubicic (7-6/4-6/6-3/6-2) y David Ferrer (6-3/3-6/6-3/6-1). Si bien su juego se adapta mejora las canchas rápidas, cuando está frente a su público se transforma y hace lo que sea con tal de salir festejando (incluso arriesgar su físico al máximo).

Para ver el draw del torneo, hacé click aquí. Si te interesó este recuerdo del 2008, podés visitar el del 2007 simplemente cliqueando acá o también el del 2006 con un click acá

Read Full Post »

Older Posts »